La biomasa de anchoa crece en un año un 278% y se sitúa en 138.000 toneladas

0
6

EFE.- Este nivel de biomasa -formado en un 86 % por anchoas de un año de edad- cuadriplica el nivel de precaución para la especie, establecido en 33.000 toneladas, y supone el récord desde que el año 1987 se iniciaron las campañas Bioman.

Además, el dato es "coherente" con la estimación de la población juvenil de anchoa realizada el pasado otoño y que apuntaba a que para esta primavera podría haber en el mar cerca de 100.000 toneladas de ejemplares adultos.

"Las predicciones no sólo se han cumplido sino que se han superado con cierta holgura", se ha felicitado la consejera vasca de Pesca, Pilar Unzalu, en la presentación del estudio.

Unzalu ha comparecido junto a la secretaria general del Mar del Gobierno central, Alicia Villauriz; el viceconsejero de Pesca del Gobierno Vasco, Jon Azkue; y el director general del centro tecnológico experto en investigación pesquera y alimentaria Azti-Tecnalia, Rogelio Pozo.

La consejera ha explicado que la semana que viene el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM o ICES) hará llegar a la Comisión Europea sus recomendaciones sobre el Total de Capturas Permitidas (TAC) para la campaña pesquera de 2012 y que, para su elaboración, tendrá en cuenta este estudio Bioman y el estudio acústico del Instituto Francés para la Explotación del Mar.

En base al informe presentado hoy, la consejera ha confiado en que el TAC para 2012 se sitúe en torno a las 33.000 toneladas, muy por encima de las 15.000 de este año y de las 7.000 de 2010, cuando se reabrió la pesquería de la anchoa tras cinco años de cierre (2005-2009).

El TAC de la anchoa del Cantábrico se fija entre julio y junio del año siguiente.

Unzalu ha señalado que el Gobierno vasco trabajará ahora para "consolidar" el sector pesquero y para que la anchoa del Cantábrico "recupere" su presencia en los mercados y en la industria conservera, en la que ha perdido peso tras los cinco años de cierre de la pesquería en favor de anchoas de otras procedencias.

Además, ha destacado la importancia de que las decisiones sobre las cuotas de pesca se adopten en base a "estudios científicos" porque es la manera, ha dicho, de garantizar la supervivencia de la especie y el mantenimiento de la actividad económica relacionada con ella.

En este mismo aspecto ha coincido Alicia Villauriz, que ha precisado que para asegurar la "sostenilidad de una actividad económica tan importante" en las comunidades de la cornisa cantábrica como es la pesca, las decisiones sobre deben basarse en "buenos informes científicos".

Por ello, hoy ha firmado un convenio con Azti-Tecnalia para dar continuidad al estudio de primavera (Bioman), que estima el número de huevos que existen en el mar; y de otoño (Juvena), que mide la proporción de huevos que se han convertido en juveniles; ya que estos informes facilitarán la toma de decisiones "realistas y sostenibles".

Por otra parte, según ha informado la consejera, en la campaña de este año la flota vasca capturó 8,7 millones de kilos de anchoa (un 84,4 % más que el año anterior) y el precio medio en lonja fue de 2,06 euros, con un total de ventas en lonja de 18 millones de euros.