La biomasa, la nueva energía “low cost” del mundo rural que impusan los GDR

0
22

     Como botón de muestra, destaca el proyecto del colegio público “Cristo de la Salud” en Nívar en la comarca del Arco Noreste de la Vega de Granada (Alfanevada). Gracias a la ayuda del GDR, el centro ha sustituido los radiadores eléctricos por  una caldera de biomasa de 50 kw.

     La introducción de biomasa (hueso de aceituna o pellet) conlleva una gran ventaja medioambiental al reducir las emisiones de CO2, así como un ahorro energético y de costes en combustible  manteniendo unas instalaciones limpias y eficientes.

    Este proyecto unido a otros de iluminación pública eficiente, soterramiento de contenedores son un ejemplo demostrativo del compromiso de estas entidades por un uso sostenible de los recursos. La inversión total ha sido de 37.295,89 € y una subvención concedida de 28.048,98 euros.

    Con similares resultados, la localidad de Huétor Tájar en el GDR del Poniente Granadino ha subvencionado con fondos del programa LíderA de la Junta de Andalucía y la Unión Europea la instalación de calderas de biomasa en el complejo deportivo municipal (integrado por la piscina cubierta, pabellón municipal y campo de fútbol). Asimismo, el colegio San Isidro de Huétor Tájar también se ha beneficiado de este nuevo sistema energético.

    El ahorro estimado por el Ayuntamiento es de un 30% con  respecto a la factura de gasoil de estas instalaciones. La inversión del Ayuntamiento de Huétor Tájar ha sido de 312.360 euros y el GDR del Poniente Granadino a través del programa LíderA de la Junta de Andalucía ha destinado  una ayuda de  217.251,54 euros.