La biotecnología resiste a la crisis pero sufre un "cierto agotamiento"

0
1

EFE.- Estas son algunas de las conclusiones del Informe Anual Asebio (Asociación Española de Bioempresas) 2013, según el cual el peso de la facturación de las empresas de la bioeconomía ha pasado del 2,98 % del PIB en 2008 al 7,8 % del PIB en 2012 -último dato analizado-.

Según una nota de Asebio, a pesar de la coyuntura, 2012 arroja algunos datos positivos, aunque se ve una ralentización del crecimiento, “una tendencia negativa que se podría haber acentuado en 2013 y 2014”.

En este sentido, Asebio pide a las administraciones que desarrollen “políticas de choque para evitar la destrucción del tejido innovador, precisamente en un período en el que el conjunto de la economía parece recuperarse”.

Y es que, según este informe, el número de empresas que realizan actividades relacionadas con la biotecnología ascendió a 3.070 en 2012, con una tasa de crecimiento del 1,48 %.

De ellas, 625 empresas desarrollaron la biotecnología como actividad principal y/o exclusiva, lo que supone una caída del 5,3 % respecto al año anterior.

No obstante, según la misma fuente, el empleo en estas empresas se incrementó en casi un 5 % (7.141) y su cifra de negocio creció un 10,78 % (8.800 millones de euros), “lo que apunta una mayor consolidación del sector”.

La inversión interna privada en I+D en biotecnología todavía sigue arrojando “datos preocupantes”, aunque la caída no fue tan pronunciada: la cifra ascendió a 523 millones de euros en 2012, un 2,7 % menos que en 2011.

En este sentido, la presidenta de Asebio, Regina Revilla, recuerda que el Gobierno pide al sector privado un mayor compromiso con la inversión en I+D: “Estamos haciendo el esfuerzo, pero desde las empresas e instituciones de investigación también pedimos la voluntad por parte de las administraciones de crear un entorno regulatorio estable”.

En cuanto a las comunidades autónomas, Cataluña se reafirma como la que concentra mayor número de empresas usuarias de biotecnología (18,61 %), seguida de Andalucía (14,60 %) y Madrid (13,14 %).

Por sectores, predominan las de alimentación (68,5 %) y salud humana (19,7 %) en las usuarias de biotecnología, mientras que en las estrictamente biotecnológicas se invierte el orden: salud humana (52,6 %) y alimentación (32,3 %).

Según este informe, elaborado con datos propios y del Instituto Nacional de Estadística, el número de productos lanzados en 2013 se contabilizaron en 126 -el 60 % relacionados con la biotecnología biosanitaria- y se crearon 71 nuevas empresas biotecnológicas.

En cuanto a las patentes, el pasado año se publicaron 901, lo que representa un “preocupante descenso” del 15,32 % con respecto a 2012.

La internacionalización sigue siendo la mayor prioridad para 2014, seguida por el lanzamiento de productos al mercado, según Asebio: la falta de recursos sigue siendo la principal barrera para afrontar un efectivo proceso de internacionalización para el 85,51 % de las empresas.

No obstante, en 2009 Asebio contaba con apenas 20 empresas con presencia en 22 países, frente a las 43 de 2013 en 39 países.

La secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, se ha mostrado optimista, pues los datos son reflejo de “un año especialmente difícil -2012-” y sin embargo el sector ha ganado peso en el PIB.

Además, “hay otros motivos para la esperanza: en 2014 se han incrementado los presupuestos para I+D+i”, según la nota de Asebio.

Este año se celebra el Año de la Biotecnología y el conjunto del sector buscará la complicidad de la sociedad.

Para ello, se han programado varias actividades y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología dedicará unos 325.000 euros a proyectos de divulgación y promoción.