La buena evolución del viñedo ofrece expectativas de una vendimia de calidad

0
9

EFE.- El seguimiento de maduración de la uva extendido en la última semana a las subzonas Rioja Alta y Alavesa constatan el buen estado sanitario y vegetativo que presenta en general el viñedo riojano, lo cual es una buena base para garantizar la obtención de vinos de alta calidad, detalla el Consejo Regulador.

Los resultados de los análisis de las muestras recogidas por los veedores del Consejo indican que la evolución de la maduración alcohólica y fenólica de la uva es buena en el conjunto de las 61.310 hectáreas de viñedo con que cuenta actualmente la DOC Rioja.

Se mantiene un buen equilibrio entre los diferentes parámetros más significativos para la calidad final y la maduración se desarrolla de forma correcta dentro de las fechas normales respecto a la media de los últimos años en las subzonas Rioja y Alavesa.

Sin embargo, en Rioja Baja, cuya superficie de viñedo productivo es de 22.560 hectáreas (36,7% sobre el total), la maduración presenta un adelanto de 10 a 15 días, tanto en la variedad tempranillo como en la garnacha.

Hay viñedos en Azagra, San Adrián, Aldeanueva de Ebro, Alfaro y próximas que han alcanzado ya los parámetros idóneos para la vendimia, en alguna de las cuáles la recogida comenzó el pasado 25 de agosto de forma puntual en determinadas parcelas de variedades blancas.

Los Servicios Técnicos del Consejo también hacen referencia en el Boletín de Maduración a la situación que presentan los viñedos plantados en suelos más áridos y que no han tenido posibilidad de contar con el aporte de agua de riego, ya que el déficit de lluvias que ha padecido la Denominación a lo largo del ciclo está condicionando la evolución de la maduración en dichos viñedos.