La cabaña ovina ha bajado un 10 por ciento en Extremadura durante el último año

0
55

    Por ello, se asegura que el ovino tendrá que "sobrevivir" gracias a las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC), cuya última reforma concederá un "importante" pago acoplado, aunque todavía se desconoce "cómo llegará".

    La ovina es la ganadería extremeña que más ha sufrido con la crisis económica, pues desde su irrupción ha descendido progresivamente el consumo anual de cordero en los mercados peninsulares.

    En opinión de Enrique de Muslera, la "solución" pasa por las campañas de publicidad que incentiven el consumo de cordero, como así se hará en breve para evitar que siga cayendo el consumo per cápita de este producto.

    Pese al descenso del consumo, el precio continúa cayendo, con un descenso del 20 por ciento en relación al pasado año, y con continuas bajadas desde el ejercicio 2011, como apunta Enrique de Muslera.

    Pese a estos "nubarrones" en el sector ganadero extremeño más perjudicado en la actualidad, las previsiones de alimentación para este año son "muy buenas" debido a las últimas lluvias de diciembre y enero.

Preocupa las consecuencias de la PAC en el resto de la ganadería


    De Muslera estuvo presente en la reunión mantenida entre las organizaciones agrarias y el presidente del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), Fernando Miranda, para abordar las repercusiones de la reforma de la PAC.

     En esta reunión le transmitió que la ganadería extremeña más perjudicada con la reforma puede ser la vaca nodriza, pues podría ver disminuidas sus ayudas y no serían "suficientes" para igualar lo que se está cobrando en la actualidad.

    De Muslera explicó que a lo largo del año se irá debatiendo cada uno de los pagos acoplados destinados a las ganaderías extremeñas, además de la "comarcalización" en la distribución de estos pagos.

(Foto: www.extremadura.com)