Las dependencias municipales de Benamahoma serán la sede, del 3 al 5 de mayo, de la segunda edición de las jornadas dedicadas a la cagarria. Las previsiones del programa se han presentado en Diputación en el curso de una rueda de prensa en la que han intervenido el responsable del área de Desarrollo Económico y Servicios a la Ciudadanía de la institución provincial, Jaime Armario; el alcalde de Grazalema, Carlos García Ramírez, y la responsable de la firma Mico Time, Isabel Casillas. A esta comparecencia también asistió el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Grazalema y delegado municipal de Turismo, Javier Pérez Castro.

La cagarria es una seta, perteneciente al género morchella, que en otros lugares recibe el nombre de colmenilla. En el Parque Natural de Grazalema, según ha explicado Carlos García Ramírez, su presencia se asocia a la riqueza botánica de un enclave que es reserva de la biosfera. De hecho la cagarria se asienta junto a los pinsapares.

Su consumo hasta hace poco se restringía a las cocinas particulares, sin apenas repercusión comercial, si bien ya se empieza a degustar en algunos restaurantes grazalemeños. Según el guiso o la elaboración su textura puede ser tierna o crujiente, aunque también puede pulverizarse y servir de condimento –por ejemplo- en pastas o arroces. En cualquier caso la cagarria no puede ingerirse fresca y requiere un tratamiento de secado para evitar intoxicaciones.

En la actualidad este tipo de setas que llegan al mercado proceden de China o Estados Unidos; en España aún no se ha establecido un sistema de cultivo que propicie la comercialización de este producto, por lo que se concibe como una potencial fuente de negocio y de creación de empleo. Su valor es elevado: Isabel Casillas explica que “al tener que desecarse, de cada 4 kilos se puede obtener un kilo para el consumo; los 100 gramos podrían costar entre 100 y 200 euros, dependiendo de la procedencia y la estacionalidad”.

Las jornadas abren diversas oportunidades para conocer el Parque Natural de la Sierra de Grazalema. Se contemplan salidas al campo, visitas al pinsapar, encuentros con micólogos expertos, demostraciones de cocina y hasta un concurso fotográfico. Ya se han agotado las 50 plazas que se diseñaron como aforo inicial, si bien la organización ha ampliado el cupo hasta 20 inscripciones adicionales. Las personas interesadas en participar deben cursar su solicitud en la web de la empresa Mico Time, concretamente en el enlace http://micotime.es/cursos-y-jornadas/, donde también se detallan las previsiones del programa. El coste de la inscripción es de 15 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here