La calidad de la leche cántabra estuvo en 2013 al nivel de países como Holanda

0
7

   Las cifras de muestras de control lechero de las ganaderías de Cantabria se mantienen prácticamente igual que el año anterior, alcanzando las casi 375.000, lo que pone de manifiesto "el continuo esfuerzo" de la Consejería de Ganadería y de los propios ganaderos por mejorar la genética y la salud de las vacas de leche.

    Además, este año se ha introducido el análisis de cetosis, realizándose 3.905 pruebas, convirtiéndose Cantabria en la primera región española donde esta analítica se realiza con regularidad y de forma individualizada.

    En el año 2013 se ha seguido realizando la analítica de urea en leche cruda a las explotaciones ganaderas de Cantabria, una vez al mes por ganadero y de forma gratuita, lo que ha representado un total de 20.343 análisis.

    El número de explotaciones en la región es de 1.487 a diciembre de 2013 y el de la leche vendida a primeros compradores, 413 millones de kilos, lo que representa una caída del 1,42 por ciento con el año anterior.

La grasa se situó en el 3,65%, la proteína en el 3,13 y el E.M. S., en el 8,61


    En cuanto a la calidad de la leche en su aspecto físico-químico, los resultados son prácticamente iguales que el año anterior, de manera que la grasa se sitúa en el 3,65 por ciento, la proteína en el 3,13 y el E.S.M., en el 8,61.

    La calidad higiénico-sanitaria se mantiene en parámetros muy altos, al mismo nivel de los países productores más avanzados, como Holanda.

    A mes de diciembre, más del 83 por ciento de las explotaciones de Cantabria tenían calidad ‘Super A’ y tan sólo el 0,67 mostró algún tipo de problema. Y la presencia de algún tipo de inhibidor en la leche cruda es prácticamente nula.

    En Cantabria se recogen unas quince muestras al mes de media por ganadero para el control de calidad de la leche, lo que hace que el cien por cien de la misma esté controlada, convirtiéndose en el único alimento con un nivel de control absoluto.