La campaña de cereales cierra sus puertas con el cartel de “volátil”

0
3

EFE.- Tras dos años apáticos en las cotizaciones, esta campaña se ha visto marcada por el efecto contrario, después de que Rusia, uno de los principales países exportadores, se retirara del mercado, al anunciar la suspensión de sus ventas al exterior de cereales por la sequía y los incendios que se registraron en este país.

Desde ese momento, los precios de los cereales han permanecido fuertes en el mercado internacional y nacional, y la volatilidad ha sido su seña de identidad a lo largo de la temporada, debido a las condiciones meteorológicas en los países productores, la actual situación financiera, la entrada de fondos de inversión o las tensiones políticas en los países árabes.

Estas circunstancias, junto a otras como el tsunami que asoló Japón, han movido los precios de los cereales en un sentido u otro, y en algunos momentos, de media, se han situado entre un 60 y un 70 % superiores a un año antes.

Esta subida, que se ha trasladado en un incremento del precio de los piensos, ha provocado, una vez más, una difícil situación para el sector ganadero, que ya arrastraba las consecuencias de la complicada campaña 2007/2008, cuando se produjo la crisis mundial de alimentos.

De hecho, las últimas cotizaciones en algunas de las lonjas españolas (Barcelona) recogen incrementos en trigo, maíz y cebada de hasta 86 euros por tonelada respecto a los precios del pasado año por estas fechas.

En este mercado, la cebada nacional se sitúa esta semana en 197 euros por tonelada y el maíz de importación, en 262 euros por tonelada, mientras que el trigo forrajero y el panificable, en 215 y 240 euros por tonelada.

Los datos de los comerciantes precisan, por su parte, que la cotización media del trigo blando y/o importado -sobre vehículo en posición almacén- se incrementó un 53,7 % respecto a 2010, hasta los 226,55 euros por tonelada.

En el caso de la cebada, la cotización en estos momentos es un 56,7 % superior al año anterior, hasta 194,35 euros por tonelada, mientras que en maíz la subida es del 54,1 %, y se sitúa en la actualidad a 264,16 euros por tonelada.

Los agricultores aseguran que la campaña que finaliza ha sido "complicada" de gestionar y que una de la situaciones más anómalas es que, a diferencia de otros años y en algunos momentos, los precios españoles han estado por debajo del resto de países europeos.

Además, los márgenes de existencias y consumo han estado muy ajustados, de tal manera que la temporada que comienza el próximo 1 de julio parte sin grandes existencias y con un enlace de seguridad de alrededor de 1,5 millones de toneladas.

Para la campaña 2011-2012, las previsiones apuntan que la cosecha de cereales de otoño-invierno en España será superior a la de 2010, cuando se recolectaron 15,4 millones de toneladas, mientras que en el ámbito mundial también se espera una mayor producción (incluyendo maíz), con más de 1.800 millones de toneladas.

En España, la cosecha de cereales de otoño-invierno ya se ha generalizado en todo el territorio nacional y se espera que la campaña sea positiva tanto en precios como en producción.

Las previsiones apuntan que será un año de cotizaciones altas debido, entre otros factores, a los problemas generados en Francia, Alemania y Reino Unido, durante la siembra, por la escasez de precipitaciones.

En estos momentos, los precios tanto en el mercado nacional como internacional se encuentran a la baja, debido al temprano comienzo de las cosechas, por lo que la nueva oferta llegará al mercado antes de lo esperado.

Para los analistas se trata de un descenso "sorprendente" teniendo en cuenta que las perspectivas sobre el desarrollo de los cultivos continúan siendo "insatisfactorias" en Estados Unidos y en la Unión Europea (UE).

No obstante, creen que esta tendencia a la baja podría cambiar si la calidad del cultivo es negativa y si se produce, en el caso del maíz, un aumento menor de lo esperado de la superficie cultivada y una reducción de las existencias de este cereal.

Según datos de los analistas del banco alemán Commerzbank, los precios del trigo y del maíz se han reducido un 20,6 % y un 7,7 % en el último mes en el mercado de futuros de Chicago.