Asaja Málaga hace balance de la campaña de aguacate 2017/2018, a nivel nacional, que cierra con unas cifras de producción de unas 52.000 t de producción. La producción por tipos de aguacate se ha mantenido. El aguacate de piel verde, ha representado 7.900 t, mientras que la cifra de producción de Hass fue de 44.100 T.

En lo que hace referencia al mercado europeo, sigue con una evolución clarísima al alza, pasando de un consumo de 281.073 t en 2013 a 463.604 t en 2017, es decir un incremento en 4 años de un 65%. El crecimiento de 2017 respecto a 2016 fue del 13.7%.

Por lo que respecta a 2018 y con los datos a final de abril, la UE ya ha rebasado el consumo de 150.000 t, cuando en 2017, en las mismas fechas la cifra era de 135.392 t. De enero a abril el consumo en la UE se ha incrementado un 11,48 %. Si el incremento se mueve en estas cifras afínales de 2018 se podrían superar las 500.000 t de consumo de aguacate en la Unión Europea.

La facturación de la campaña española en su totalidad ha sido de casi 142 millones de €, con precios que han oscilado entre 1,55 y 2.2 E/kg para el aguacate de piel verde. El aguacate Hass se ha movido en un rango entre 2.6 y 3,16 €/kg. También hay que tener en cuenta si la compra de la fruta ha sido a precio para toda la cosecha o si se ha pagado en función de los calibres.Como resumen, véase la tabla.

la producción española es cada vez menos significativa en el contexto europeo

La campaña se ha desarrollado con una demanda semanal similar a la de campañas anteriores, con un primer pico de consumo a finales de diciembre coincidiendo con las Navidades, seguido de un incremento importante a mediados de febrero y con el pico de campaña en abril, donde en cuatro semanas se comercializaron 10.900 Tm, con el pico de campaña de 3.700 T semanales.

 

Sin embargo, la producción española es cada vez menos significativa en el contexto europeo (independientemente de la calidad diferenciada que evidentemente aporta) Si en 2013 la producción española (cómputo anual) de aguacate representaba el 14.05% del total del consumo europeo, en 2017 ha supuesto un 7,8% de este consumo.

ASAJA Málaga cree que la puesta en marcha de nuevas plantaciones en la Comunidad Valenciana, Cádiz y Huelva, puede, a medio plazo, suponer un crecimiento del volumen disponible y evitar que el porcentaje de nuestra representatividad sea cada vez menor.

Igualmente, la organización hace un análisis destacando cómo Israel mantiene su porcentaje de mercado en la UE, al igual que México y Kenia. Colombia, que hace cuatro años no tenía ninguna importancia comercial en la UE, se situó la campaña pasada prácticamente al mismo nivel que España, Sudáfrica ha perdido seis puntos y Perú y Chile mantienen su preponderancia. La suma de ambos países representa el 55% del volumen total del mercado europeo.

 

Por otra parte, alerta sobre la imagen negativa que se está dando del aguacate las últimas semanas, relacionándolo con la degradación del medio ambiente, empezando por las críticas a la deforestación causada por la implantación del aguacate en zonas boscosas de México.

el aguacate español es un cultivo catalogado como de bajo riesgo de utilización de productos fitosanitarios

Más recientemente, ha sido el prestigioso periódico The Guardian en el Reino Unido,quien ha dado a entender que los supermercados británicos están vendiendo miles de toneladas de aguacates producidas en una región chilena creando una sobreexplotación de acuíferos que afecta incluso al abastecimiento de la población, con afirmaciones tales como que hacen falta 2.000 litros de agua para producir un kilo de aguacates. Una cifra que The Guardian cita según datos de Water Footprint Network, y que ASAJA Málaga afirma que no coincide en absoluto con la realidad.

“En Málaga tenemos una concesión de 5.300 m3/ha/año para riego de aguacates o lo que es lo mismo: 5.300.000 litros por hectárea y año. Suponiendo una producción entre 7.000kg  y 12.000 kg por hectárea el consumo de agua por kg producido oscila entre 757 y 441 litros por kg, bastante lejos de las cifras que nos lanzan y que se asumen sin contrastar, como dogma de fe”, comentan.

Desde ASAJA consideran que es muy importante que entre todos se resalten las bondades de la única producción europea de aguacate, frente a afirmaciones que no se corresponden con la realidad, al menos con la de España.

La organización afirma que el aguacate español es un cultivo catalogado como de bajo riesgo de utilización de productos fitosanitarios. (Real Decreto 1311/2012), “el más cercano a los mercados, y por tanto con la menor huella de carbono y que es parte fundamental del vergel en que se ha convertido nuestra costa. No permitamos que una imagen sucia de determinados usos en países productores se generalice y se relacione con la producción española de aguacate”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here