La campaña de almendra deja mejor precio en origen en línea con alza de EEUU

0
41

   Según la estimación del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida Jijona y Turrón de Alicante, el sector turronero absorbe aproximadamente el 20 % de la almendra española, con una demanda de unos 10 millones de kilos anuales.

    En cuestión de precios, los productores han destacado el aumento en esta campaña con respecto a las anteriores, después de unos últimos cinco años "ruinosos", en palabras del responsable de frutos secos de Asaja-Aragón, José María Alcácera.

    Ha señalado que esta tendencia alcista, que ha dejado precios en origen hasta un 25 % más altos que en 2011, se ha debido principalmente a la subida de la almendra de California, principal productor que fija las cotizaciones mundiales, y que este año se ha visto afectado también por una sequía prolongada.

    A esta tendencia también ha contribuido la menor producción española, que en concreto para la zona de Aragón ha bajado entre el 10 y el 20 %.

    Desde COAG, Bernardo Funes ha señalado que la mayor demanda mundial de almendra, debido al aumento del consumo en los mercados emergentes, ha contribuido al incremento de precios en España, aunque ha criticado que el producto nacional se pague por debajo del estadounidense, pese a su mayor calidad.

    En este sentido, ha achacado a la especulación del sector industrial las diferencias de precios existentes entre las dos lonjas de referencia en España, la de Reus y la de Murcia.

    Ha reivindicado un mejor etiquetado para la almendra española, con el objetivo de que el consumidor pueda identificar lo que compra y valorar así su calidad.

    La variedad marcona es la empleada tradicionalmente para el turrón, aunque en volumen de cultivo representa solo en torno a un 15 % del total.

    Según explica la representante sectorial de UPA, Francisca Iglesias, el cultivo de marcona se mantiene principalmente en la zona sur, con plantaciones en Almería, Murcia y Granada, y este año se ha visto afectada por las heladas.

    En su opinión, este riesgo ha hecho que en los últimos años se haya incrementando el cultivo de variedades de floración tardía, que se ven menos afectadas por las heladas, en detrimento de la marcona.