La campaña de cereal de invierno finaliza con un 40 % menos de producción

0
4

EFE.- El responsable autonómico de la organización agraria Coag, Juan Moreno, ha explicado a Efe que la campaña se ha desarrollado este año con "altibajos" y en aquellas parcelas donde aparentemente se preveían buenas cifras "se han logrado menos kilos de los previstos".

   Los elevados niveles de precipitaciones, desde el otoño a la primavera pasadas, han llevado a una campaña "poco positiva" en la mayoría de los cultivos de cereales de invierno en la comunidad, incluso en las zonas donde se preveían buenos niveles de producción.

   En la actualidad, la campaña en cuanto a la cebada y la avena está finalizada y quedan únicamente algunas hectáreas en relación al cultivo del trigo, "prácticamente también finiquitado"; a finales de septiembre, se iniciará la siembra de cara a la próxima campaña.

   Juan Moreno ha recordado que la campaña del cereal de invierno de 2012 ya fue mala -con bajadas de producción superiores al 50% en relación a una temporada normal- debido a la sequía que azotó la comunidad autónoma desde otoño de 2011 a verano del pasado año.

El máximo responsable de Coag Extremadura ha alertado de que una tercera mala campaña seguida afectaría "enormemente" al sector, pues para los agricultores que dependen mucho de este cultivo -como sucede en la comarca de la Campiña Sur- supondría una "ruina total".

   Ha recordado que en este sector "todas las pérdidas" las asume el agricultor, pues no es de los cultivos más cubiertos con los seguros agrarios; y ha reconocido que con una tercera mala campaña en 2014, serían importantes las ayudas.

   Todo va a depender de la climatología de finales de septiembre y principios de octubre, pues al inicio del otoño comienza la siembra en este cultivo, como ha expresado Moreno.

   Por otro lado, ha explicado que los agricultores esperan ahora la campaña del tomate, aunque ha recordado que se han dado diversos factores climatológicos que han hecho retrasarla, confiando en que agosto y un septiembre puedan ser "buenos" para poder prolongarla.