ASAJA Elche ha presentado este martes 23 la campaña de hortalizas y verduras de invierno,  que se ha visto gravemente afectada por la sequía que atraviesa la provincia  de Alicante. En concreto, se estima que la producción descenderá entorno a un 10%,con  una producción estimada  de 21 millones de kilos.

“El peor problema se encuentra en que tenemos 14 millones de kilos que aún tenemos que recolectar y que necesitan agua ya”, ha  asegurado el presidente de la organización, Pedro Valero.

Piden que se anulen los cánones del agua y reclaman que se aprueben ya riegos de socorro

Los cultivos de alcachofas y patatas son los únicos que han aumentado su producción en esta campaña. El resto, brócoli, coliflor y habas ha descendido la superficie cultivada como consecuencia de esta falta de agua, “problema muy grave que vive el sureste peninsular y que se ha agravado desde el cierre del Trasvase Tajo-Segura en el mes de mayo de 2017.

Los empresarios agrícolas y familias que trabajan en la campaña de hortalizas y verduras de invierno están sufriendo la situación, que se agrava con el aumento de las temperaturas y que, probablemente, se agravará a partir de febrero, con la llegada del calor.

El romanesco mantiene la misma superficie cultivada, porque el periodo de plantación termina a mediados de octubre. Los agricultores tenían la esperanza de que las lluvias aparecieran pero no ha sido así, por lo que ahora a un tercio de la campaña, faltan 14 millones por producir y recolectar de un total de 21 millones.

El acto de presentación ha contado con la presencia de numerosos representantes del Ayuntamiento de Elche y la Diputación de Alicante. El alcalde Carlos González ha pedido que “se anulen los cánones del agua, si no se va a poder estar” y ha exigido que se aprueben ya riegos de socorro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here