La sequía del pasado otoño, la situación de los precios y los aranceles a la aceituna negra impuestos por Estados Unidos (EEUU) provocarán una caída en la producción de aceituna de mesa extremeña esta campaña con respecto a un ejercicio normal, según varias organizaciones agrarias.

El presidente de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco, explicó a Efe que los aranceles fijados por el Gobierno de Donald Trump a la aceituna negra española provocan ya repercusiones en la campaña de aderezo extremeña, pues en algunos casos se ha decidido dejar la producción prevista para la posterior campaña de almazara.

El mercado estadounidense está hoy “prácticamente cerrado”, aseguró García Blanco, lo que repercutirá en las cantidades que se destinaban al país norteamericano.

Los precios “no están acompañando” debido al excedente del año anterior, por lo que parte de la aceituna de mesa extremeña irá para aceite

El Gobierno de España trasladó esta semana a la Administración estadounidense su descontento por la imposición de aranceles al producto, y solicitó la revisión objetiva de la documentación presentada por las empresas españolas.

Además, los precios “no están acompañando” durante la campaña, debido al excedente del año anterior, lo que lleva también a destinar una parte de lo previsto para aderezo a la aceituna para aceite.

El presidente de Coag Coordinadora Agraria Extremadura, Juan Moreno, añadió además la ausencia de lluvias durante el pasado otoño, una estación “muy importante” para determinar cómo se comportará la producción al año siguiente.

Según datos del sector de la aceituna de mesa extremeña, el descenso de producción en la región podría ser de un 50 por ciento este año en relación con una campaña normal, lo que podría llevar a una recolección de unos 34 millones de kilos en la provincia de Badajoz y 24 en la de Cáceres, indicó Moreno a Efe.

Aunque la producción será menor, sí se está recolectando un producto de mayor calidad que la campaña pasada de 2017, en este caso por las lluvias acontecidas en la primavera pasada.

En este sentido, García Blanco manifestó que si lloviese en los próximos días sería “una muy buena noticia” para la campaña de este año. La recolección de la aceituna de mesa extremeña se inició hace una semana y se espera que finalice dentro de unos 15 días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here