La campaña de sandía y melón arranca marcada por el mal tiempo

0
31

EFE.- En Almería, una de las primeras zonas en entrar en producción bajo plástico, la superficie cultivada de sandía ha sido similar a otros años, pero con una productividad menor y descensos que pueden llegar hasta el 30 %.

Según el responsable de frutas y hortalizas de COAG, Andrés Góngora, la extensión plantada en la provincia no ha tenido grandes variaciones en conjunto, aunque se han sembrado más variedades sin semillas y minis, y se ha reducido la superficie para la tradicional sandía negra con semilla.

Sin embargo, Góngora cree que el mal tiempo dificultó mucho la polinización, a lo que se sumaron después los frecuentes temporales de viento que debilitaron el crecimiento de las frutas.

En cuanto a cotizaciones, apunta a que se arrancó bien a principios de mayo, pero que desde la semana pasada se ha constatado una reducción de precios en origen, que han caído hasta la mitad.

Así las cosas, la menor producción no se ha traducido hasta el momento en un repunte de precios, a lo que puede haber contribuido la contracción del consumo debido a la fría primavera que se está viviendo tanto en España como en los mercados europeos tradicionales de la sandía española como Alemania, mientras otros destinos más recientes -como Polonia o Rusia- se mantienen al alza.

El mercado alemán concentra en torno al 40 % de las ventas en el exterior de esta fruta, que en 2012 superaron el medio millón de toneladas.

Al margen de la meteorología, desde las organizaciones agrarias se ha alertado en los últimos días de agresivas campañas de precios por parte de la gran distribución.

Tanto UPA como COAG han denunciado el uso de la sandía como producto reclamo, con el consiguiente lastre de precios en origen.

En el caso del melón, la recolección en Almería está avanzada para las variedades de invernadero destinadas a la exportación, aunque el consumo está también retraído por el frío.

Para la variedad piel de sapo, la más consumida en España, la recolección todavía es incipiente.

En Castilla La Mancha, región que concentra cerca de la mitad de la producción española de melón, la campaña no comenzará hasta julio y la superficie plantada es similar a la del año pasado.

Según el responsable sectorial de Cooperativas Agro-alimentarias en la región, Umberto Gómez, la meteorología en la comunidad "no ha sido adversa", aunque las lluvias suponen riesgo de hongos y el resultado de la cosecha es todavía incierto.

Gómez ha apuntado que este año los productores han vuelto a apostar por destinar parte de la plantación a variedades orientadas a la exportación, como la "galia" o la "charentais", que en 2012 representaron aproximadamente un 15 % y contribuyeron a regular el mercado y evitar el exceso de oferta en España.