La campaña hortícola almeriense registra un aumento de precios del 24,5%

0
1

   El mayor aumento se ha registrado en la berenjena, con un 46 por ciento, hasta 0,77 euros por kilo, seguido del calabacín, con un alza del 42,2 por ciento, hasta 0,78 euros; el pimiento, con un incremento del 23 por ciento, hasta 0,72 euros; el pepino, con una mejora del 33 por ciento, hasta 0,52 euros, y la judía verde, con un aumento de precio del 4,2 por ciento, hasta 1,63 euros por kilo.

    Este aumento de precios ha compensado la caída de la producción en un 7 por ciento, de acuerdo con los datos recabados entre las principales empresas comercializadoras de la provincia.

    Los mayores descensos se han producido en el pimiento y la berenjena, con un retroceso en la producción del 10 %, una tendencia que también han registrado, aunque en menor medida, el pepino y la judía verde.

    En cambio, la producción de calabacín y tomate en la provincia ha aumentado esta campaña un 7 y un 2 %, respectivamente.

    La Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha explicado que la reducción del volumen de producto se debe principalmente a la meteorología registrada en noviembre en la provincia de Almería, que contrajo la producción, de la que aún no se ha recuperado del todo.

    Asimismo, ha apuntado que la pérdida de precio del tomate se debió, entre otros motivos, a la entrada "fuera de control" de producto marroquí durante la primera quincena de noviembre, una "incidencia que suele repetirse todas las campañas" con la llegada de más producto del permitido y por debajo de los precios mínimos establecidos en el Acuerdo entre Marruecos y la Unión Europea.

    La delegada del Gobierno de la Junta en Almería, Sonia Ferrer, ha afirmado que este avance de datos de campaña demuestra que los agricultores almerienses, "a pesar de los inconvenientes, están consiguiendo unos resultados buenos a base de producir productos de calidad y seguros, tal como reclaman los consumidores más exigentes".