La campaña de recolección de aceituna de molino avanza en las distintas zonas olivareras -la provincia de Jaén, líder en este sector, ya ha recogido una cuarta parte- con una reducción de los rendimientos grasos en las fincas de Andalucía, Castilla-La Mancha o Cataluña, según avanzan los oleicultores.

El vicepresidente de Asaja Castilla-La Mancha, Florencio Rodríguez, apunta que en la comunidad se empezaron a recoger los olivos hace 15 ó 20 días y se está generalizando esta semana, con algunas incertidumbres sobre la cosecha final.

Rodríguez ha recordado que las estimaciones iniciales sobre la recolección de aceituna referían un descenso de entre el 3 y el 7% respecto al año pasado, pero ahora hay dudas en el sector porque en las últimas semanas ha aumentado el peso de la aceituna, mientras que los rendimientos -o conversión en aceite de oliva- son de dos puntos inferiores a la campaña pasada.

Preguntado si detectan robos -uno de los principales problemas que merma los beneficios del agricultor cada ejercicio-, el vicepresidente reconoce que siguen produciéndose pero “cada vez hay más control” para acotarlos, aunque Asaja pide la obligatoriedad de las “guías conduce”, el documento que permitiría asegurar la trazabilidad y complicar la venta de aceitunas sustraídas.

Rodríguez también reclama medidas contra almazaras que reciben aceituna sin contrato ni precio, en contra de la legislación.

“Dijimos que había menos cosecha de la que se decía en el aforo e iban a faltar kilos de aceite; y eso es lo que nos encontramos en el campo”

El representante de COAG en la Interprofesional del Aceite de Oliva, Juan Luis Ávila (a su vez secretario general de esta organización agraria en Jaén) señala que el tiempo les ha dado la razón, porque hay menos producción de lo que se auguraba en el inicio de la recolección de aceituna.

“Nosotros dijimos que había menos cosecha de la que se decía en el aforo e iban a faltar kilos de aceite; y eso es lo que nos estamos encontrando en el campo”, precisa asimismo Ávila.

Los agricultores están viendo caer entre un 10 y un 30% la producción respecto a lo que se preveía al inicio de campaña y los rendimientos grasos, que debían situarse por estas fechas en el 21-22%, no superan actualmente el 19 ó 20%.

“Esto supondrá un diferencial a la baja en la cosecha de aceite de oliva”, abunda Ávila, quien también percibe “una mayor incidencia este año” de los robos por el “precio atractivo” del producto.

El secretario general de UPA-Jaén, Cristóbal Cano, recuerda que esta campaña de recolección de aceituna lleva un retraso de 20-25 días, debido sobre todo a las lluvias tardías y a la escasa maduración del fruto, hasta el punto de que la recogida se ha generalizado en diciembre mientras que otros años se cosechaba bastante a mediados de noviembre.

“Nos estamos encontrando una reducción de entre dos y tres puntos los rendimientos grasos respecto a la medida de la campaña pasada por estas fechas”, por lo que “vamos a ver si se cumplen los aforos”, que pronosticaban el 22%.

No obstante, confía en que se consigan esas 542.000 toneladas aforadas para la provincia de Jaén, que lleva recogida ya entre el 20 y el 25% de toda la aceituna prevista para todo el ejercicio.

Sobre los hurtos, UPA valora que “los equipos ROCA de la Guardia Civil están haciendo un trabajo importante” y que “la clave” es que se han comprometido -especifica Cano- a intensificar el control sobre los posibles puntos de compra aunque, en el lado positivo, en Andalucía sí son obligatorias las “guías conduce”, que muestran el origen de la aceituna y su propietario.

En Cataluña, la cosecha final podría rondar solamente las 30.000 ó 35.000 toneladas

El responsable sectorial de la Unió de Pagesos de Catalunya, Miquel Blanch, explica que los agricultores preveían en octubre “un desastre absoluto”, con una fortísima caída de la producción por la situación de sequía que se arrastraba en la región.

Sin embargo, las lluvias posteriores ayudaron a engordar el fruto -no así tanto los rendimientos grasos- por lo que la cosecha final podría rondar solamente las 30.000 o 35.000 toneladas, aunque aún es muy pronto para aventurar resultados, según remarca.

Indica que algunas zonas olivareras catalanas han terminado ya las tareas, pero las comarcas de Baix Ebre y Montsià están en plena actualidad y, sus volúmenes, marcarán las cifras finales catalanas.

El avance de cosecha de la recolección de aceituna hecho público en octubre por la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía pronosticaba una producción en España por debajo de los 1,4 millones de toneladas de aceite de oliva; y 1,1 millones en Andalucía, aunque los oleicultores muestran prudencia ante una posible caída de rendimientos del fruto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here