La Casa de Alba entra en el negocio del aceite y la carne de vacuno “gourmet”

0
14

   Cayetano Martínez de Irujo ha adelantado que próximamente la marca "Casa de Alba" comercializará naranjas de calidad selecta, de su finca sevillana de Aljobar, y pasta elaborada a base de trigo.

    "El campo es uno de los primeros cimientos para potenciar la casa y queremos llevarlo al máximo rendimiento y al máximo valor; llevamos ya dos años trabajando, pero ya sabéis que las cosas de palacio van despacio y más aún en España", ha afirmado el duque de Arjona y conde de Salvatierra ante los periodistas.

    El heredero del ducado y duque de Huéscar, Carlos, ha destacado que el proyecto busca "vender el valor añadido de la casa y sacar más rentabilidad a los productos del campo", así como rendir un homenaje a su padre, Luis Martínez de Irujo, quien impulsó la tradición agrícola y ganadera de la casa.

Edición limitada de 2.000 botellas de aceite a 15,5 euros


    Para ello el proyecto busca ser "cien por cien Casa de Alba", según han reiterado los hermanos, con un proceso completamente integrado desde la producción a la venta.

    En el caso del aceite, "Casa de Alba" arranca con una edición limitada de 2.000 botellas de medio litro -a un precio recomendado de 15,5 euros- que se podrán encontrar en tiendas gourmet, elaborado en la almazara Alcubilla 2000.

    Uno de sus responsables, Rafael Gálvez, ha destacado durante la presentación el trabajo que ha realizado la almazara previo a la elaboración para conocer bien la finca, el clima, el suelo, y "aprovechar esa materia prima de primera calidad para crear un producto excelente que siga mejorando día a día".

    Se trata de un aceite monovarietal de aceituna picual, molturado en frío para conservar todas las propiedades aromáticas de la aceituna, cuya recolección no ha sido mecanizada y con "muchísimas posibilidades en el mercado", ha asegurado Gálvez.

La carne ya se comercializa en Francia


    En cuanto a la carne, "Casa de Alba" ha empezado la comercialización en Francia de diez de sus reses -vacas moruchas cruzadas con vacas charolesas-, que, según la responsable de la empresa iFood, Rosalía Castellano, encargada de su proceso de venta, "está diseñada para paladares gourmet, no solo grandes chefs sino consumidores que buscan un producto excelente y con historia".

    Estas vacas son engordadas en Salamanca en un centro de alimentación "premium", a base de cereales naturales y forrajes cultivados en la misma explotación, y en el que cada animal tiene un espacio de más de dos hectáreas para su movilidad.

    La marca "Casa de Alba" busca transmitir "sencillez, elegancia y normalidad", en palabras de Cayetano Martínez de Irujo, y recoge en su logo la parte ajedrezada del escudo ducal y una reproducción de la corona de cinco puntas.

   Un diseño que busca conservar "su valor heráldico a la vez que transmitir modernidad, ha explicado el diseñador de la identidad corporativa de la marca, Manuel Estrada.

    "Debemos preguntarnos si la España que pintó Velázquez tiene algún papel que jugar en el mundo; yo creo que la respuesta es sí, y hay que encontrarla en el optimismo de nuestras propias fortalezas", ha concluido Estrada.

    La Casa de Alba tiene propiedades agrícolas en distintos puntos de la geografía española, gestionadas por varias empresas que en 2011 recibieron más de tres millones de euros de la Unión Europea, correspondientes a ayudas de la Política Agraria Común (PAC).