La CE aprovecha la PAC para ver si se cumplen las normas antimonopolio en el sector agrario

0
9

      Las observaciones pueden presentarse hasta el 5 de mayo de 2015 y en función de los comentarios recibidos, la CE revisará su propuesta a fin de adoptar las directrices definitivas antes de que termine el año.

     El 1 de enero de 2014 entró en vigor la nueva PAC de la UE, que incluye un régimen específico de competencia para determinados productos agrícolas.

     En particular, una de las posibilidades que brinda a los productores es la comercialización conjunta de aceite de oliva, ganado vacuno y cultivos herbáceos a través de las organizaciones de productores o sus agrupaciones, bajo ciertas condiciones.

     Por ejemplo, esas organizaciones deben reforzar considerablemente la eficiencia de los agricultores mediante la oferta de servicios de apoyo a actividades como el almacenamiento, la distribución o el transporte, y la cantidad comercializada por la organización no puede rebasar determinados umbrales.

La CE busca impulsar la inversión pero sin crear desigualdades


     La Comisión quiere presentar directrices sobre la utilización óptima de estas nuevas normas a fin de impulsar la inversión y el crecimiento sin crear desigualdades entre los operadores en el mercado único.

     El proyecto de directrices indica ejemplos de cómo las organizaciones de productores pueden prestar servicios que hagan más eficientes a los agricultores y pautas para comprobar que los volúmenes de la producción comercializada por las organizaciones de productores no rebasen determinados límites.

     También se refieren a las situaciones en las que las autoridades de competencia pueden aplicar una cláusula de salvaguardia y reactivar o anular los contratos de comercialización conjunta de una organización de productores.