La CE cierra prolongar con hasta 165 millones las ayudas por el veto ruso hasta junio

0
2

      El primer esquema de ayudas en favor de los productores de frutas y hortalizas finalizará el próximo 31 de diciembre, razón por la cual la CE ha decidido proponer nuevas medida en respuesta a las distorsiones de mercado derivadas del embargo ruso.

     "El esquema facilita nuevos volúmenes elegibles de ciertas frutas y verduras que podrán ser retiradas del mercado", explicó la CE. El comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, subrayó que las medidas de emergencia "han ayudado a soportar la presión del mercado a los productores de frutas y verduras tras el embargo ruso".

     Pese a ello, añadió, "persiste una presión de los precios a la baja para algunos productos en determinadas regiones europeas. Por ello, es necesario seguir dando un apoyo continuo al sector también en el próximo año, como red de salvamento para los agricultores que no han podido encontrar alternativas hasta la fecha".

     Como en el anterior esquema, podrán acogerse a las ayudas las retiradas que se destinen a la distribución gratuita a bancos de alimentos, escuelas, hospitales y similares. En esos casos la UE financiará el 100 % de los costes.

     En cambio, cuando las frutas y hortalizas se destinen a otros usos, como fabricar abono o extraer energía, o cuando se proceda a su recolección en verde, la cantidad financiada por la UE será un poco inferior.

Se mantiene que haya más dinero para las organizaciones de productores


     Como en las ayudas acordadas con anterioridad, los agricultores que no forman parte de organizaciones también podrán solicitarlas, aunque el nivel de ayuda será más alto en el caso de los miembros de organizaciones (75% de la cifra en cuestión, frente al 50 % para los no miembros).

     El primer esquema adoptado, destinado a frutas y verduras perecederas, otorgó a España la mayor asignación de la UE, al prever ayudas para cerca de 95.000 toneladas de frutas y verduras (del total de 400.000 toneladas en la Unión).

     En particular, se incluyeron unas 58.600 toneladas de cítricos, 20.400 toneladas de hortalizas, 8.700 toneladas de manzanas y peras y 6.900 toneladas del resto de frutas.

ASAJA pide que las ayudas por el veto ruso procedan del presupuesto de la UE

     El presidente nacional de ASAJA, Pedro Barato, ha exigido hoy que las ayudas europeas al sector hortofrutícola español, como consecuencia de la aplicación del veto ruso, procedan del presupuesto de la Unión Europea.

      Barato ha realizado estas declaraciones a Efe tras participar en la asamblea general electoral de la organización agraria ARAG-Asaja, que ha reelegido en el cargo a Javier Rubio.

     El presidente nacional de ASAJA ha asegurado que el veto ruso es "un problema político, en el que los padres de la patria europea han adoptado unos acuerdos políticos de imponer a unas sanciones a Rusia por el tema de Ucrania".

     "Qué casualidad que se ponen(las sanciones) a los productos agrarios y, en particular, a los más perjudicados, los españoles de las frutas y hortalizas", ha enfatizado Barato, quien se ha preguntado que, "si hubiera sido la leche, hubiera tenido las consecuencias tan duras" como las frutas y hortalizas.

     Para ASAJA, "en Europa sigue habiendo varias varas de medir", ha incidido Barato, para quien "el veto ruso son situaciones políticas, que el campo no tiene por qué pagar", ha precisado Barato. Sin embargo, ha dicho que si, al  final, "el campo es el que paga" las consecuencias de esta situación, "las pérdidas las tiene que pagar la Unión Europea, en lugar del fondo agrario, que supondría "repercutir en todos los sectores".