La CE confía en desbloquear el programa de ayudas a los desfavorecidos

0
12

EFE.- "Ya no hay restricciones jurídicas ni presupuestarias para dejar de apoyar el programa", ha afirmado hoy en rueda de prensa la ministra polaca de Empleo y Asuntos Sociales, Jolanta Fedak, quien también ha destacado "la buena acogida" de la propuesta entre los estados miembros.

La CE presentó la nueva propuesta en el consejo de Empleo y Asuntos Sociales celebrado hoy en Luxemburgo, con objeto de resolver los problemas jurídicos y superar así las reticencias del grupo de seis países que lo bloquean (Alemania, Suecia, Reino Unido, Dinamarca, Holanda y República Checa).

Si la propuesta obtiene el respaldo de los estados miembros, el programa podrá contar con unos 500 millones de euros para 2012 y 2013, frente a los 113 que le quedarían en el escenario actual.

"Esperamos que esto nos sirva para eliminar las reservas que había hacia el programa. Ya hemos superado las mayores dificultades", ha dicho Fedak.

Los seis países que bloquearon el acuerdo sobre el mantenimiento del programa para 2012 y 2013 se apoyan en una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE del pasado abril, que concluyó que el programa no se aplica como debería.

La Comisión propone ahora añadir una nueva base legal al programa centrada en sus efectos de cohesión social, lo que resolvería la incompatibilidad de las ayudas en su forma actual con la normativa comunitaria.

En un principio, el programa estaba pensado solo para el reparto de excedentes alimentarios, pero la progresiva desaparición de esos excedentes hizo que en 2009 la CE tuviera que comprar en el mercado el 80 por ciento de los alimentos del Programa Europeo de Ayuda a los más necesitados (PEAD), algo que Alemania denunció ante la Justicia comunitaria.

Si en adelante sólo se recurriera a esos excedentes -tal y como establece la sentencia del Tribunal- la cuantía del programa se reduciría a 113,5 millones de euros para 2012, frente a los 500 millones presupuestados para ese año.

"No se trata de una cantidad desproporcionada de dinero, y son fondos que van directamente a los más desfavorecidos, así que las ayudas deben ser mantenidas", ha subrayado la ministra polaca.

El comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Laszlo Andor, por su parte, llamó a los estados miembros a respaldar el programa, ya que los ciudadanos europeos "no entenderían que se suprimiera un programa destinado a los más vulnerables en tiempos de crisis económica".

Unos 18 millones de europeos de 21 estados miembros se benefician actualmente del programa, según datos de la Comisión.

La presidencia polaca y los estados miembros deberán decidir ahora si la propuesta se aprueba en el Consejo de Empleo y Asuntos Sociales o en el de Agricultura.

Andor y Fedak no aclararon si el asunto se tratará también en la cumbre europea que se celebra los días 17 y 18 en Bruselas.