La CE niega prácticas desleales en la exportación de vino a China

0
11

   No obstante, aseguró que Bruselas "seguirá muy de cerca" esta investigación, anunciada por Pekín pocas horas después de que la CE decidiera imponer un arancel temporal del 11,8% a las importaciones de paneles solares desde China, una tasa que aumentará al 47,6% a partir del 6 de agosto si Pekín no encuentra antes una solución negociada a la venta por debajo de su precio de estos aparatos.

    En concreto, el Ejecutivo comunitario recalcó que cualquier investigación antisubsidios tiene que seguir la "disciplina de la OMC en cuanto a los méritos y el debido proceso", recalcó Waite.

    Preguntado si cree que se trata de una represalia por parte de Pekín por la decisión de la CE de imponer un arancel sobre los paneles solares chinos, el portavoz dijo que esta cuestión la deben aclarar las autoridades chinas.

    De acuerdo con datos del Ejecutivo comunitario, el valor anual de los caldos que la UE exporta a China se situó en 2012 en 763 millones de euros, equivalente al 8,6 % de todas las exportaciones comunitarias de vino.

    Los principales países exportadores fueron Francia, con vinos enviados a China por valor de 546 millones de euros, seguida de España (98 millones de euros) e Italia (77 millones de euros)

    En cuanto al volumen, el 11,4% de las exportaciones de caldos europeos fueron para China, lo que representa 257 millones de litros, de acuerdo con Waite.

    El Ministerio de Comercio chino decidió iniciar una investigación antisubsidios contra la UE después de recibir una solicitud del sector vinícola nacional que acusa a los caldos importados de Europa de "entrar en el mercado chino mediante el uso de tácticas comerciales desleales tales como el dumping o los subsidios".

    El organismo chino evitó relacionar ambos casos -publicó dos comunicados por separado- y justificó que actuaba en respuesta a las demandas de la industria nacional.

    De hecho, preguntado hoy por si el anuncio tenía la voluntad de contraatacar, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hong Lei, aseguró que China "concede gran importancia a sus relaciones con la UE" y que Pekín "está comprometido a resolver esta situación a través del diálogo".

    El portavoz comunitario de Comercio, John Clancy, reiteró en la rueda de prensa diaria que Pekín tiene una "clara ventana de oportunidad" para entablar un diálogo con la CE, a fin de buscar una solución amistosa al problema de los paneles solares.

     "Tenemos una política de puertas abiertas con nuestros socios chinos. Existe un contacto continuado, tenemos una delegación en Pekín", señaló.