La CE pedirá vetar algún insecticida por contribuir al declive de las abejas

0
18

   Las fuentes precisaron que la prohibición que prepara Bruselas no será generalizada, sino que se intentará aplicar un "enfoque equilibrado", por ejemplo restringiendo el veto a los cultivos que más atraen a las poblaciones de abejas, en particular el maíz, la colza o el girasol.

    En cualquier caso, el jueves no se adoptará ninguna decisión, sino que será la primera ocasión en que se hablará de una prohibición, precisaron las fuentes.

    El impacto de los pesticidas en cuestión se trató además en un Consejo de ministros de Agricultura donde el comisario europeo de Salud, Tonio Borg, expuso a los Estados miembros las conclusiones del informe de la EFSA.

    El comisario recordó que en los últimos años algunos países han adoptado medidas de protección, prohibiendo el uso de los neocotinoides para algunos cultivos.

    Por ejemplo, Eslovenia los prohíbe en el caso de la colza, el maíz y el girasol, mientras que Italia limita el veto al maíz y Francia a la colza.

    Aunque la CE no ha intervenido en el debate, ha estimulado una revisión a nivel comunitario, con el objetivo de potenciar unas normas armonizadas, indicó el comisario, según las fuentes.

    A raíz del estudio de la Agencia Europea, la delegación holandesa pidió a la CE que adopte medidas para proteger a las abejas a nivel comunitario.

    Por su parte, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, señaló que "parece que, efectivamente, no es posible descartar algún riesgo potencial en la fase de siembra en algunos casos" y que para las demás cuestiones no se dispone de la información necesaria para pode concluir la evaluación, indicaron fuentes diplomáticas.

    Sobre la reunión, señaló que la única idea previa con la que España va a este debate "es que cualquier medida que en su caso se decida tomar deberá ser comunitaria y deberemos evitar a toda costa las decisiones unilaterales".

    Las dos empresas que comercializan esos pesticidas en la UE son Syngenta y Bayer, que han remitido a Bruselas una reacción al informe de EFSA del que no han trascendido detalles.