La CE pide planes nacionales coordinados para impulsar acuicultura sostenible

0
8

EFE.- "A nivel europeo, la brecha entre el consumo de pescado y la producción de pesquerías salvajes sigue aumentando a causa de la sobrepesca", destacó la comisaria europea de Pesca, Maria Damanki, en una rueda de prensa en la que presentó la iniciativa del Ejecutivo comunitario.

Según destacó, además, la industria europea de la acuicultura "no está creciendo tan rápido como la brecha entre nuestras necesidades y la producción, al contrario, se está estancando", y recordó que en 2010 representó sólo el 10 % del consumo europeo (el 25 % procedía de los caladeros de la UE y el 65 % de las importaciones de terceros países).

"Lo que producimos es sólo el 10 % de lo que comemos", indicó.

Así, en opinión de la CE, el sector europeo de la acuicultura tiene un "considerable potencial de crecimiento y puede ayudar a conservar los sobreexplotados recursos del mar".

Las directrices presentadas hoy, que están encaminadas a coordinar los esfuerzos entre todos los Estados miembros, no crean nuevas obligaciones legales sino que sugieren una serie de medidas voluntarias que los países, la Comisión y las partes interesadas pueden adoptar para promover una industria "económica, social y ambientalmente sostenible".

A través de esta iniciativa la CE espera incrementar un 1 % el consumo de pescado procedente de la acuicultura europea (del 10 al 11 %), lo que podría crear 4.000 nuevos empleos en esa industria en la UE, algo que Damanaki consideró "muy importante en los tiempos que corren".

En concreto, la Comisión ha identificado cuatro prioridades para impulsar la acuicultura en la UE: reducir la burocracia y las incertidumbres de los agentes económicos, facilitar el acceso al espacio y al agua, incrementar la competitividad del sector y mejorar la competencia aprovechando la ventaja competitiva que ofrecen los productos de la pesca "hecha en la UE".

Para atender a esas necesidades, la CE ha instado a los Estados miembros a crear planes estratégicos nacionales plurianuales para impulsar la acuicultura, teniendo en cuenta las condiciones de partida específicas de cada país, los desafíos y el potencial.

Además, el Ejecutivo comunitario coordinará un ejercicio de identificación de las mejores prácticas a fin de reducir los tiempos para la obtención de licencias destinadas a crear nuevas empresas de acuicultura.

También promoverá un enfoque integrado en la ordenación del territorio que ayudará a garantizar un acceso adecuado a los acuicultores al espacio y al agua, minimizando el impacto en el medio ambiente y en otras actividades económicas.

Por último, hizo hincapié en que una información adecuada sobre la calidad de los productos -como a través del etiquetado-, puede convertirse en una "ventaja competitiva" y mejorar la percepción de los consumidores.