La CE pide transparencia contra los precios en alza de los alimentos

0
7

EFE.- El comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, ha pedido hoy transparencia y racionalidad en los mercados agrícolas para combatir la "volatilidad sin precedentes" de los precios de los alimentos.

Durante su intervención en una conferencia sobre la seguridad alimentaria que ha tenido lugar en Bruselas, Ciolos ha denunciado el impacto de los altos precios sobre el consumidor, que en Europa ha obligado a las familias a aumentar el presupuesto que destinan a la alimentación,"algo que no había ocurrido en varios decenios".

Entre otras medidas para combatir el problema, Ciolos ha abogado por un mayor diálogo entre los grandes países exportadores para "no sorprender a los mercados con decisiones unilaterales y no coordinadas de cierre de las exportaciones".

Además, ha propuesto que la Unión Europea haga gala de "una transparencia total sobre las previsiones de mercado a corto plazo, sobre el almacenamiento público y privado y las previsiones de recogida", para que las empresas que operan en el sector estén bien informadas.

En la conferencia de hoy, preparatoria de la reunión de ministros y responsables de Agricultura del G20 que tendrá lugar el próximo junio en París, Ciolos ha confiado en que esa cita permita elaborar "una hoja de ruta" que redefina las relaciones entre los agricultores de todo el mundo.

"El mundo necesita una verdadera estrategia coherente de desarrollo agrícola. El G20 debe crear una nueva dinámica agrícola internacional", ha indicado el comisario.

Para el responsable europeo de Agricultura, esa nueva dinámica se debe basar, además de en la transparencia, en unas políticas agrícolas fuertes y en el apoyo al desarrollo.

El encarecimiento de los alimentos es una de las principales preocupaciones en el grupo de las veinte grandes potencias industriales y las mayores economías en desarrollo debido a las tensiones inflacionarias que genera, las dudas que esto provoca sobre la incipiente recuperación económica y los riesgos que supone para la seguridad alimentaria.

El fenómeno se suma a la alta volatilidad en los valores de otras materias primas, como el petróleo y ciertos metales, que recientemente registraron fuertes caídas tras tocar precios máximos.