La CE presenta un plan para mejorar la calidad del agua en la UE

0
6

EFE.- "Menos del 50 % de las aguas europeas están en camino de ser consideradas saludables en 2015", recalcó el comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, quien indicó que el problema no se limita a la calidad del agua, sino también a su escasez y al acceso a este recurso.

"Las aguas europeas no van bien, si queremos hacer las cosas mejor, hay que renovar los esfuerzos", afirmó el comisario en una rueda de prensa.

El plan se centra en tres vertientes: la mejora de la aplicación de la legislación comunitaria sobre aguas, la integración con otras políticas y la eliminación de las lagunas en la legislación vigente.

Respecto al primer punto, el Ejecutivo europeo afirmó que "se pueden aprovechar mejor las oportunidades que ofrece la legislación vigente".

En este sentido, Potocnik planteó medidas como fortalecer la aplicación del principio "quien contamina, paga" mediante la medición del nivel de calidad de las aguas, así como desarrollar una nueva metodología para la fijación de precios del agua.

En el segundo apartado, el Ejecutivo comunitario persigue que los objetivos europeos sobre aguas estén en consonancia con otras políticas que le afecten, en especial la agricultura, pero también la pesca, la energía procedente de fuentes renovables, los transportes y los fondos estructurales y de cohesión.

La evaluación llevada a cabo para la realización del plan puso en evidencia que actualmente hay varios "conflictos" entre los objetivos comunitarios para el agua y otro tipo de indicadores, por lo que la CE espera corregirlos.

Por último, durante la elaboración de esta estrategia, la CE detectó importantes lagunas en la legislación actual, especialmente en dos áreas: la eficiencia en el uso de las aguas en los edificios y en la reutilización, según indicó Potocnik.

El plan prevé, además, que los Estados miembros instauren "cuentas del agua" y objetivos de eficiencia hídrica, para lo que propone "una serie de instrumentos que pueden emplear para mejorar la gestión hídrica a escala nacional, regional y de cuencas hidrográficas".

"Al preparar la propuesta, se evaluaron los planes hidrológicos de cuenca de los Estados miembros de la UE y la política de la UE sobre la escasez de agua y las sequías. La evaluación puso de manifiesto algunas lagunas en la actual legislación sobre aguas, así como grandes deficiencias en su aplicación", indica la CE en una nota.

La Directiva Marco del agua (DMA), la principal legislación sobre la materia, se aprobó en el año 2000 para proteger las aguas y recuperar su limpieza en toda Europa, además de garantizar su uso sostenible a largo plazo.

Ésta establecía el objetivo de que todas las aguas (por ejemplo, lagos, ríos, arroyos y acuíferos subterráneos) se encuentren en buen estado para 2015, meta que "se ve amenazada por una serie de dificultades", según la CE.

El plan presentado hoy pretende reorientar la situación para garantizar el cumplimiento de la legislación europea, con las citadas propuestas.