La CE prevé iniciar en julio la negociación del tratado comercial con EEUU

0
5

   El comisario emplazó a afrontar las negociaciones con EEUU desde la "ambición", ya que la UE no se puede "permitir rechazar una oportunidad como esta", y ha apelado a la "determinación política" para hacer posible este acuerdo y a hacer frente con argumentos al "ruido" que se puede generar en contra de este acuerdo.

    "Habrá unas líneas rojas (por la parte europea) en la negociación, pero debemos ser valientes y abordar cualquier asunto", argumentó el comisario, que fue ministro belga de Exteriores.

    Destacó que un acuerdo de este tipo puede hacer crecer el PIB europeo y redundará en la mejora de la productividad de los países europeos, entre ellos España.

    En particular, De Gucht aseguró que el acuerdo de libre comercio entre las economías europea y estadounidense beneficiaría a empresas españolas de sectores "como la construcción, las infraestructuras, la alimentación o las bebidas".

    Comentó que las exportaciones españolas están evitando que se agrave la recesión en España, que "necesita una mayor apertura" comercial "si quiere recuperarse".

    "La recuperación va a acelerarse gracias a los vínculos con el resto del mundo", explicó el comisario, que dio por sentado que el futuro de las empresas europeas, tanto de las grandes como de las pymes, pasa por el negocio fuera de sus fronteras.

    Aunque la crisis económica no se ha traducido en un "cierre de marcados", De Gucht opinó que cuanto mayor sea la crisis, mayor riesgo existe de este proteccionismo.

    En alusión a la llamada excepción cultural, De Gucht defendió no excluir a ningún sector de esta negociación, aunque a la vez garantizó que se mantendrán las medidas de apoyo al sector audiovisual europeo.

    "¿Por qué excluir a este sector? Se podría excluir al sector del transporte marítimo y no se plantea", aseguró el comisario europeo.