La CE propone aplazar los criterios “verdes” para los pagos directos de la PAC hasta 2015

0
19

    "En 2014, los pagos directos serán realizados según el principio de ‘reglas existentes, nuevo presupuesto’", afirmó el comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, en relación a las medidas de transición y al recorte de un 13 % en las partidas agrícolas acordado por los Veintisiete para el presupuesto europeo de 2014 a 2020.

     La CE mostró su convencimiento de que las negociaciones que mantiene con el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea desde la semana pasada permitirán cerrar un acuerdo político sobre la reforma de la PAC para finales de junio.

    Sin embargo, indicó que es necesario prever que ésta no se podrá aplicar por completo a partir del 1 de enero de 2014."No es realista creer que los Estados miembros podrán establecer todos los procedimientos administrativos necesarios de aquí a principios del próximo año", afirmó.

     Por ello, la Comisión considera "necesario" establecer medidas transitorias, "con el fin de garantizar la continuidad" de la PAC.

     En concreto, la CE plantea que las disposiciones actuales que regulan los pagos únicos, el Régimen de Pago Único por Superficie (RPUS) y los pagos dentro del artículo 68 se mantengan durante 2014, de modo que las nuevas reglas como las exigencias ecológicas introducidas en la reforma no se apliquen hasta 2015.

     "Esto permitirá a los organismos que pagan disponer de un plazo suplementario para prepararse para estos cambios".

     Respecto al desarrollo rural, la CE señaló que es necesario definir una reglas transitorias, en especial para hacer frente a los retrasos en la puesta en marcha del nuevo régimen de pagos directos.

     La propuesta también establece que el cambio progresivo hacia un reparto "más equitativo" de los fondos de los pagos directos entre los Estados miembros -la llamada "convergencia externa"- se aplique ya en 2014.

     Además, "aspira a integrar" el recorte de un 13 % en las ayudas acordado por los Veintisiete el pasado 8 de febrero en las negociaciones del marco presupuestario plurianual de 2014 a 2020, que aún no ha recibido el visto bueno del Parlamento Europeo.