La certificación de corderos con el sello IGP Corderex aumenta un 28 por ciento en 2013

0
46

    Desde el Consejo, valoramos sobre todo muy positivamente las acciones de promoción que hemos realizado, ya que nos han permitido tener una repercusión muy importante y posicionar Corderex como una carne de cordero de referencia en muchos lugares donde no se conocía”, valora este año el director técnico de la IGP, Raúl Muñiz.

La promoción exterior, clave en los benos resultados

   La promoción en el exterior ha sido una de las claves para obtener estos resultados. La conquista de nuevos mercados fuera de España en los últimos años, gracias sobre todo a la colaboración de entidades comerciales como OVISO, han hecho aumentar las exportaciones hasta alcanzar en 2013 las 59.568 canales de cordero (735.665 Kg), lo que supone un 38 por ciento de la certificación total de Cordero de Extremadura.

   Teniendo en cuenta este balance de año, “Corderex espera continuar manteniendo resultados positivos en el futuro”, especialmente “una vez que la economía general empiece a crecer y se reactive el consumo”, ha afirmado Muñiz. Para ello, el Consejo  Regulador se marca como objetivos para 2014 la fidelización de los mercados ya conquistados y la apertura hacia otros nuevos donde aún es necesario darse a conocer.

    “Tenemos previstas diferentes acciones de promoción a lo largo de la geografía española para promocionar el Cordero de Extremadura no solo de cara a nuevos consumidores sino también en el sector de la restauración, ya que los chefs son realmente prescriptores de nuestro producto”, ha anunciado el director.

Crisis en el sector productor y descenso en el consumo de cordero

    A pesar de este cierre positivo, Corderex cuenta en la actualidad con 637 explotaciones ganaderas inscritas, 60 menos que en 2012, y un censo de 458.145 ovejas, 54.080 menos que el año anterior. Para Muñiz, esta situación se debe a que “se está abandonando la producción y estamos perdiendo muchas explotaciones y ovejas”. “El sector productor actualmente está sufriendo una grave crisis, a la que Corderex no es ajena, y es necesaria la adopción de medidas urgentes para paliar la situación”, destaca.

   A esta realidad se suma, además, el descenso continuado del consumo de carne de cordero por parte de los hogares españoles. “En España el cordero sigue siendo el plato estrella para cualquier celebración, tanto por tradición como por sus cualidades, y en Navidad el consumo continúa aumentando -para nosotros supone un 15% de los corderos certificados en todo el año- pero este aumento no es tan pronunciado como en épocas anteriores”, advierte Muñiz.

   “Según los datos del Ministerio, el descenso del consumo (general) de cordero es de un 7% y este es otro de los principales problemas del ovino y una tendencia que se tiene que frenar”, ha asegurado.