La certificación forestal en España se consolida. Así lo confirman los datos recabados por PEFC, la asociación española que promueve la sostenibilidad forestal, y que reflejan un aumento en las cifras de hectáreas de monte, selvicultores, gestores y empresas transformadoras certificadas, que a través del sello PEFC, demuestran sus prácticas y gestión sostenibles.

Las cifras, cerradas a 31 de diciembre de 2016, indican un aumento de más de 76.000 hectáreas del territorio certificado en Gestión Forestal Sostenible, esto significa un 4% con respecto al año anterior sumando un total de 1.967.418 hectáreas de monte certificado. Esta superficie total supone el 11% de la superficie forestal arbolada nacional. 19.262 son los selvicultores y gestores adheridos a la certificación PEFC. Las administraciones públicas poseen el 72% de la superficie certificada PEFC y el restante 28% está en manos de privados.

La Comunidad con más hectáreas con certificación forestal es Castilla y León (718.000), siendo Galicia la de mayor número de propietarios y gestores, con más de 13.500. Teniendo en cuenta la superficie forestal arbolada de cada Comunidad Autónoma, Navarra es la que tiene un mayor porcentaje de superficie certificada PEFC con un 60%.

Tres son las modalidades de certificación en gestión forestal sostenible desarrolladas por el sistema PEFC: regional, grupo e individual. La modalidad regional es la que ha sido más exitosa históricamente estando establecida en 8 Comunidades Autónomas y ocupando un 70% de la superficie certificada nacional. Sin embargo, la modalidad de grupo, fue a partir de 2013 cuando empezó a crecer significativamente su certificación forestal, debido principalmente a la fuerte demanda de producto certificado por parte de la industria y a la atomización de la propiedad forestal, incorporando a día de hoy el 60% de los propietarios o gestores certificados. La certificación forestal de grupo permite la adscripción de diversos propietarios y gestores con diferente tipología y tamaño de superficie forestal,  estando a día de hoy mayormente establecida en Andalucía, Extremadura y Galicia.

El pino es la especie más abundante en territorio certificado y el aprovechamiento maderero es el principal

 El 50% de esta superficie está cubierta por formaciones de pino. Tanto los hayedos como los robledales abarcan el 12% cada uno. Las plantaciones de eucalipto alcanzan una extensión del 6% de la superficie certificada mientras que los encinares y alcornocales cubren el 4% cada una. Con porcentajes más bajos siguen las choperas, las masas de castaño y a continuación otras especies tanto de frondosas como de coníferas, así como vegetación de ribera y masas mixtas.

Por otro lado, los datos obtenidos de los aprovechamientos realizados en los montes certificados hacen ver la multifuncionalidad en la gestión de la superficie certificada PEFC. El aprovechamiento principal es el aprovechamiento maderero principalmente de eucalipto, pino y chopo, con más de 2 millones y medio de metros cúbicos. Adicionalmente en algunas comunidades autónomas como Aragón y Andalucía han destacado como aprovechamiento maderero la obtención de leñas y biomasa. Del informe se concluye que el aprovechamiento de productos no madereros  como corcho, miel, cerdo ibérico, setas, resina, caza, pastos, piñón, etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here