La Confederación Hidrográfica del Duero ha resuelto eximir del pago del canon y la tarifa de agua de la campaña 2017 a los regantes de los sistemas Carrión y Pisuerga-Bajo Duero, una medida que beneficiará a 16.000 regantes de Palencia, Burgos, Valladolid y Zamora.

La Confederación Hidrográfica del Duero ha informado, a través de un comunicado, de la decisión de eximir del pago del canon de regulación y de la tarifa de utilización de agua de la campaña 2017 a los regantes de estos sistemas, al haber tenido una dotación inferior al 50 por ciento de la normal como consecuencia de la sequía, tal y como se venía pidiendo desde el sector.

En concreto, los regantes del Carrión han tenido una asignación de agua de 2.000 metros cúbicos por hectárea, lo que supone el 27 por ciento de lo habitual; los del Pisuerga, han tenido asignados 3.000 metros cúbicos de agua por hectárea, el 48 por ciento, y los del Bajo Duero han podido utilizar el 41 por ciento del volumen de agua de un año normal, con una asignación de 3.000 metros cúbicos de agua por hectárea.

Este medida, que se contempla en el Real Decreto de medidas para paliar los efectos de la sequía, beneficiará a cerca de 16.000 regantes de estas tres zonas de las provincias de Palencia, Burgos, Valladolid y Zamora, con una superficie cercana a las 100.000 hectáreas, salvo en los casos en los que hayan seguido el régimen de turnos.

Afecta además tanto a usuarios de canales del Estado como a titulares de concesiones sujetos a la dotación asignada por las juntas de explotación de sus sistemas.

Si bien, en otros territorios de la cuenca del Duero donde la campaña de riego se ha desarrollado con asignaciones de agua inferiores a las habituales, no resulta posible aplicar esta medida del Real Decreto Ley porque la dotación de agua por hectárea ha sobrepasado el 50 por ciento del promedio. Es el caso de los regantes de los sistemas Órbigo-Tuerto, Porma y Esla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here