La Confederación  Hidrográfica del Guadiana ha dejado en el aire la posibilidad de que en 2017 pueda haber aguia para el regadío, aunque no teme que falte agua para abastecimiento humano en la provincia de Ciudad Real. Según ha señalado el director técnico José Martínez, si no llueve en este otoño-invierno, “2017 será un año  difícil en cuanto riego, como ya advertimos en la última junta de explotación en la que se pidió autorregulación a las comunidades de regantes”.

La única medida un poco excepcional, aunque prevista desde que se conectaron por tubería los pantanos de la Torre y Gasset, es un nuevo trasvase de 2 hectómetros cúbicos para este último, similar al del de febrero (entonces se autorizaron 2,4).

Por eso, el presidente nacional de Asaja, Pedro Barato se ha referido este mismo viernes a la situación de sequía que vive la provincia de Ciudad Real y ha pedido a la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) que invierta en la construcción de infraestructuras como balsas, canales y presas para contar con mayores reservas de agua”.

Y ha comentado que hay que tener en cuenta “que los 9,5 millones hectáreas de secano que tenemos en nuestro país suponen el importe de facturación de lo que producen 3,5 millones de regadío.

El año hidrológico  (1 de octubre de 2015 a 30 de septiembre de 2016) ha vuelto a ser seco en la provincia, con precipitaciones por debajo de la media, que han dejado 340 litros por metro cuadrado en la cuenta alta del Guadiana, según los datos oficiales del organismo gestor, cuando la media es de 400.

El resumen tras esta primera y desalentadora semana de octubre es que los embalses del Guadiana están 36% de capacidad y conviene ir acumulando reservas “este mensaje es el que trasladaremos a las juntas de explotación de este mes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here