La CHD prueba en Zamora un sistema piloto de ahorro energético en el riego

0
45

     El proyecto cuenta con un presupuesto de 300.000 euros para 60 hectáreas y consta de una parte de riego por goteo y otra de un sistema de riego por gravedad tecnificada a baja presión.

     Esta segunda es la parte novedosa y consiste en unas tuberías enterradas con toma directa en el Canal de Manganeses y dotada de rejillas para retener la suciedad que circule por el canal y evitar obstrucciones. Desde esa toma se distribuye el agua a través de tuberías para los distintos sectores de riego para que cada parcela reciba su suministro.

     José Valín ha afirmado que el principal objetivo es que "una vez instalado todo el sistema, se pruebe durante dos años para tener los datos no sólo de los caudales anuales sino también de los caudales punta de consumo y así tener toda la información necesaria para ver la viabilidad de este sistema y comprobar el ahorro importante que tiene".

     Pensando en el futuro, Valín ha explicado que la idea es llegar a acuerdos con la Consejería de Agricultura y con el Ministerio para extender este sistema a otras zonas, "porque va a permitir modernizar los regadíos con menor coste, aunque también sería muy deseable una concentración parcelaria de cara al futuro que favoreciese la implantación de este sistema".