La CHE aprueba su Plan de Actuación 2015 con casi 20 millones más de inversiones

0
23

      Además, la zona oriental de la Litera Alta (Huesca) verá cómo se materializan reivindicaciones históricas de la zona como el proyecto de toma y bombeo, previsto en el pacto de Piñana, por el que Aragón y Cataluña se repartían las aguas del Noguera Ribagorzana pero que en la parte aragonesa todavía no se había desarrollado 22 años después de su firma.

     De Pedro ha recordado que estas actuaciones se han incluido al haberse presentado ante el Organismo con un amplio respaldo institucional en aquellos territorios que han sufrido las servidumbres de las infraestructuras que ahora generan los beneficios de la energía reservada.

     Ante la Junta ha explicado que la CHE estudiará la propuesta de actuaciones de restitución que ha presentado la Asociación de Entes Locales del Pirineo Aragonés (Adelpa) para financiar con fondos procedentes de la energía reservada.

     Algunas de estas acciones ya habían sido valoradas y otras tendrán que pasar a estudio de viabilidad y para dilucidar si se integran en el ámbito de competencias de dicho organismo.

Se avanzará en la construcción del cauce de alivio en Alcalá de Ebro


     El Plan de Actuación para 2015 también prevé avanzar en la tramitación e iniciar si fuera posible las actuaciones para la construcción del cauce de alivio en Alcalá de Ebro (Zaragoza), la permeabilización del puente sobre el río entre Pradilla de Ebro y Boquiñeni (Zaragoza) y redactar el proyecto de un área de inundabilidad temporal controlada en Valtierra-Arguedas (Navarra).

     Sobre las discrepancias entre el organismo regulador y Endesa en lo relativo al precio de la energía reservada, Xavier de Pedro ha anunciado que han sido remitidas al Consejo de Estado y que cuando este dicte su informe resolverá el Consejo de Ministros.

     Por otro lado, el presidente de la CHE también ha informado de que el Plan Hidrológico del Ebro, al igual que los del resto de cuencas, ha salido a información pública a pesar de que se aprobó con retraso hace solo unos seis meses, por lo que ha señalado que introducirán mejoras pero que los cambios serán "mínimos".