La CHG impulsa el primer Plan Hidrológico de la Demarcación de Melilla

0
2

EFE.- El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Manuel Romero Ortiz, el delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, y el jefe de la Oficina de Planificación Hidrológica de la CHG, Agustín Pastor, han presentado hoy en rueda de prensa la propuesta que incluye las aguas superficiales y costera, así como las subterráneas.

Romero ha señalado que este nuevo documento permitirá establecer el marco normativo para la gestión de los recursos hídricos en la demarcación hidrográfica de Melilla, a fin de alcanzar los objetivos establecidos por la Directiva Marco de Aguas.

Esta directiva europea y su transposición a la legislación española establecen la necesidad de alcanzar el buen estado y la adecuada protección de las masas de agua, así como garantizar la satisfacción de las demandas existentes.

Aunque, según ha dicho, los planes hidrológicos llevan un retraso de tres años, ya que se deberían haber iniciado en 2009, el objetivo es que puedan estar listos en 2013, todo ello, abriendo el proceso de su elaboración a la opinión pública.

La propuesta de proyecto de Plan Hidrológico cuenta con un programa de medidas que contempla hasta 139 actuaciones.

Éstas serán impulsadas por las diferentes administraciones competentes en materia de aguas y supondrán una inversión total de 157 millones de euros antes del 2015, además de otros 85 para el horizonte 2021, y 109 millones más para el 2027, totalizando una inversión final de 351 millones de euros.

Para el horizonte 2015, el plan prevé una batería de actuaciones encaminadas a paliar la contaminación puntual, a satisfacer las demandas y al incremento de la eficiencia de las redes de distribución, mejorando la situación del Río de Oro y del puerto.

Entre las medidas orientadas a la satisfacción de la demanda, el Plan Hidrológico de Melilla prevé desarrollar trabajos de conservación en la balsa de Las Adelfas, actuaciones sobre las líneas eléctricas, las nuevas redes de distribución secundarias y la adecuación de la desalinizadora.

Con la aplicación de las medidas, se alcanzarán los objetivos establecidos por la planificación hidrológica, de modo que en 2021 todas las masas de agua de la demarcación alcancen el buen estado cualitativo y cuantitativo, con lo que se garantizará el suministro de agua a la ciudad y se paliarán los efectos de las inundaciones y sequías.

Agustín Pastor ha resaltado la necesidad de contar con una participación pública activa, de manera que todos los sectores y agentes involucrados en la gestión del agua tengan un papel activo en la elaboración del nuevo documento.

Para ello, la Confederación ha facilitado el acceso a los documentos en formato digital a través de su página web (www.chguadalquivir.es), así como en papel en la Delegación del Gobierno y en la Consejería de Medio Ambiente, al tiempo que se prevé celebrar reuniones de trabajo sobre este tema.

La demarcación hidrográfica de Melilla tiene una superficie de 12,15 kilómetros cuadrados en la que destacan la masa de agua superficial que se corresponde con el Río de Oro, tres masas de aguas costeras (puerto de Melilla, Horcas Coloradas-Cabo Trapana y Aguadú-Horcas Coloradas) y tres masas de aguas subterráneas (acuífero calizo, acuífero volcánico y acuífero aluvial).

El delegado del Gobierno ha valorado como muy positivo el hecho de que desde el Gobierno central se impulse la elaboración del nuevo Plan Hidrológico en la ciudad de Melilla, ya que hasta hoy no se había llevado a cabo una medida de este tipo.