La colaboración permite detener a una banda que robaba cerdos en granjas

0
14

   La comarca de la Vall d’Albaida se ha visto sacudida durante los últimos meses por una oleada de asaltos a las granjas de porcino especialmente virulenta. De hecho y según las estimaciones de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), los delincuentes han asaltado más de 30 granjas dedicadas a la cría de cerdos. Se trata de bandas perfectamente organizadas que, tras entrar por la fuerza en la granja, sacrifican allí mismo los animales con el objeto de comercializar posteriormente su carne de manera irregular y con el consiguiente problema para la salud pública. AVA-Asaja calcula que un total de 5.000 kilos de carne de cerdo han sido puestos en circulación siguiendo este procedimiento delictivo.

   Las poblaciones de Llutxent, Quatretonda, Pinet y Benicolet son las más castigadas por esta oleada de robos. Si bien la detención de estos delincuentes constituye una excelente noticia que ratifica la utilidad de la colaboración entre el sector agrario y las fuerzas de seguridad del Estado, la delegación comarcal de AVA-ASAJA está convencida de que el peligro no ha acabado porque no es éste el único grupo organizado de ladrones que opera en la zona.

   El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, subraya “los graves perjui­cios que la delincuencia rural acarrea para los profesionales del sector, así como la sensación de impunidad que reina entre los agricultores y ganaderos. Por eso –agrega–  es importante que se lleve a cabo un endurecimiento del Código Penal dirigido sobre todo a castigar la reincidencia en este tipo de delitos”.