La Comunidad de Regantes del Pantano de Riudecanyes (Tarragona) ha denunciado que unos desconocidos han hecho un sabotaje, taponado el azud del canal que trasvasa el agua del río Siurana al embalse, situado en el municipio de Cornudella (Tarragona).

El agua del río Siurana hace tiempo que enfrenta a ecologistas y municipios de la comarca del Priorat, que reivindican que no se destine al pantano de Riudecanyes, sino que se quede en la zona, en el embalse de Siurana.

Los regantes calculan que esta acción ha significado perder alrededor de 16.000 metros cúbicos de agua, que volvieron al río

Ambos pantanos los pagó la comunidad de regantes de Riudecanyes y la concesión no vencerá hasta el 2035.

Miquel Àngel Prats, administrador de la Comunidad de Regantes de Riudecanyes, en declaraciones al Diari de Tarragona, señala que alguien tapó la entrada al canal de forma “totalmente premeditada” porque estaba hecho a la medida exacta.

La Comunidad calcula que esta acción ha significado perder alrededor de 16.000 metros cúbicos de agua, que volvieron al río.

Desde hace tiempo el río Siurana esté en medio de una gran polémica. Desde hace unas semanas resuena en la comarca del Priorat un enfado por el escaso caudal que lleva el río, principalmente porque la zona está apostando por el enoturismo y tiene más necesidades de agua. Ahora ven cómo el río Siurana está prácticamente seco durante los meses de verano. Una situación que los pueblos de la zona, entidades ecologistas y plataformas ciudadanas prevén que pueda ser indefinida si no se revierte la actual gestión del agua de río: una normativa que se remonta a la década de los años 30 otorga a los regantes del pantano de Riudecanyes (Baix Camp) una concesión de agua del Siurana que les permite utilizar gran parte del caudal del río.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here