La Confederación del Guadiana dice que los desembalses fueron correctos

0
8

    Ha reconocido, no obstante, que en la situación actual se ha dado una circunstancia muy especial y que no se produjo en 2010, ya que las intensas lluvias del pasado fin de semana, especialmente del domingo, provocaron una importante crecida de los ríos y arroyos laterales de toda la cuenca, "con puntas en el caso del Rueca de 500 m3/segundo y del Gévora de hasta 600 m3/segundo".

     Según el director técnico de la Confederación, en la madrugada del pasado día 1 llegaron a entrar tanto en el Sistema Guadiana como en el Sistema Zújar "hasta puntas de 3.200 m3/segundo que se laminaron soltando únicamente 1.600 m3/segundo, prácticamente la mitad".

     Sin embargo, ha precisado, a este caudal de desembalse se sumó la crecida de los ríos y arroyos laterales sin regulación, lo que ha provocado la crecida y desbordamientos en el Guadiana.

     De igual forma, Martínez ha rechazado las críticas de que se empezase a aliviar demasiado tarde el pasado día 27 en La Serena, el mayor pantano de España y el tercero de Europa con una capacidad total de 3.219,2 hectómetros cúbicos y que hoy se encuentra al 98,6 por ciento de su capacidad.

     El director técnico de la CHG ha precisado, además, que como tal éste es el primer desembalse que se lleva a cabo en La Serena, ya que en el año 1997 lo que se produjo fue una "apertura simbólica" una vez que el volumen embalsado superó la cota del labio fijo y empezó a cubrir las compuertas, por lo que ambas situaciones no pueden compararse.

UPA-UCE habla de mala gestión y de cuentiosos daños


    Por su parte, representantes de UPA-UCE Extremadura han trasladado al Consejero su preocupación por la grave situación que están generando las lluvias en el sector agrario extremeño y sus consecuencias sobre la economía de la región. Ante esta problemática y aunque todavía no se pueda realizar una valoración concreta de las pérdidas, ya que hay que esperar para ver cómo evolucionan los sectores (todavía sigue lloviendo y este problema se puede ver agravado); se puede asegurar "que ya hay pérdidas muy importantes para muchas explotaciones, que además se han visto agravadas por la mala gestión de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, debido a una política de desembalses tardía que ha generado un empeoramiento de la situación", según señalan en un comunicado.

   Las consecuencias de todo esto se traducen en una situación grave para muchas explotaciones y sectores, con daños estructurales en las explotaciones debido a las inundaciones y al arrastre del agua: arrastres de tierras, daños en instalaciones de riego, naves, etc.; daños en infraestructuras de las comunidades de regantes afectadas; hectáreas de frutales que permanecen inundadas en toda la cuenca del Guadiana. Además, se ha retrasado la polinización de las abejas, y por otro lado, las lluvias han favorecido la aparición de plagas y enfermedades que no se pueden tratar debido a la imposibilidad de entrar en las explotaciones.

    En los cultivos hortícolas como el tomate, la lluvia ha retrasado las tareas de siembra, lo que supondrá una pérdida de las plantas en los semilleros y una concentración de producción que generará problemas de entrega a la industria transformadora. Asimismo, al no poder acceder a las explotaciones para realizar las labores de siembra, los agricultores de maíz de la región están optando por variedades de ciclo más corto, lo que ocasionará un descenso en la producción.

     También destaca que muchos agricultores decidieron decantarse por el cultivo de patatas en sustitución del tomate. Debido a las abundantes lluvias no se han podido llevar a cabo las labores de siembra o que también hay que señalar que las últimas lluvias están pudriendo las raíces de los cereales plantados, afectando sobre todo a las variedades de cebada, avena y trigo duro.

     Enra otras consecuencias, se insiste en que la imposibilidad de acceso a las explotaciones puede afectar al girasol o al garbanzo, lo que supondrá una serie de trabas para los agricultores que se quieran acoger a la ayuda de rotación de estos cultivos. En cuanto a la situación del sector tabaquero, las plantas aún se encuentran en los invernaderos y no han sido trasplantadas, lo que ocasionará un considerable retraso en la producción de este año.

     La situación de los viñedos en la región  también es complicada, debido que las cepas pueden verse afectadas por “mildiu”: una enfermedad muy contagiosa que si no se trata de inmediato puede repercutir en la producción, mientrasel olivar es un cultivo muy sensible al encharcamiento, y el aumento de la humedad en las últimas semanas puede favorecer la aparición de plagas y enfermedades como el “repilo”.

     Ante esta situación, desde UPA-UCE Extremadura hemos trasladado al Consejero de Agricultura las siguientes propuestas:

     1.    La creación de una Comisión de Seguimiento y Evaluación de los daños integrada por la Administración y el sector que en las próximas semanas pueda valorar los daños producidos.

     2.    La investigación y delimitación de responsabilidades sobre la actuación de la Confederación Hidrográfica del Guadiana en la gestión de esta crisis.

    3.    Estudiar la puesta en marcha de medidas de apoyo con carácter de urgencia a los afectados por parte de las Administraciones.