La Confederación Hidrográfica del Júcar asume que la situación de la demarcación no es buena

0
15

      En este sentido, ha destacado que "se ha hecho una gestión extraordinariamente rigurosa del agua" y que los regantes han hecho un esfuerzo "tremendo" para poder terminar el año hidrológico.

Se enfrenta a un año "prácticamente sin reservas"


      En cuanto a las perspectivas futuras, Ureña ha indicado que la demarcación se enfrenta al nuevo año hidrológico "prácticamente sin reservas".

      La presidenta de la Confederación espera que "el otoño sea normal" y, si es así, ha dicho, "podremos empezar la campaña de riegos en abril con normalidad".

      En caso contrario, ha avanzado que se ha solicitado ya al Ministerio un decreto de sequía, "que está pedido pero no tramitado", para poder arbitrar medidas administrativas