La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, con sede en Ourense, ha decretado este lunes 2 el estado de alerta por sequía tras diez meses en situación de prealerta ante la escasez de precipitaciones de este año, aunque descarta posibles restricciones en relación con el consumo y ha subrayado que “el agua está garantizada” para la población. En las zonas de regadío se buscará garantizar “usos prioritarios” al menos hasta final de año.

Así lo ha indicado el presidente del Organismo de cuenca, Francisco Marín, al término de la reunión mantenida por la Oficina Técnica de la Sequía, en la que ha confirmado que este ha sido “el año más seco de la historia” desde que se tienen datos fiables.

Esta decisión se ha tomado coincidiendo con el final del año hidrológico, que ha dejado como resultado un 40% menos de precipitaciones de la media en la demarcación, esto es 670 litros por metro cuadrado, frente a los 1.200 litros por metro cuadrado previstos.

Asegura que no habrá restricciones en Galicia, algo que sí podría suceder en alguna zona de León

Tras diez meses en prealerta, el máximo responsable de la CH Miño-Sil ha indicado que algunos ríos como el Louro y el Ladra, en Begondo, llevan un diez y un 40 por ciento menos de agua de lo que deberían, respectivamente, al igual que otros ríos como el Limia.

Así, el Miño, a su paso por Lugo, registra un 59 menos de agua de la media, situación que ha llevado a la confederación a activar el nivel de alerta.

Actualmente, los embalses del Miño-Sil tienen un 44% de agua embalsada, cuando la media en esta época es de un 57%. Además, la falta de lluvia ha llevado a que los ríos que no están regulados tengan un 69% menos de agua de lo habitual.

A pesar de la situación de alerta, Francisco Marín ha señalado que no habrá restricciones en Galicia, algo que sí podría suceder en alguna zona de León, aunque “se aumentará la vigilancia en las concesiones en los ríos más afectados” a fin de que no se malgaste y se comunicará a los ayuntamientos la necesidad de extremar las medidas de ahorro, evitando los baldeos, entre otras medidas.

Tampoco descarta que se pueda reducir “el caudal ecológico en aquellos tramos de río que no estén protegidos por Red Natura”, una medida que por el momento no se contempla tomar en un breve plazo de tiempo. Además, en las zonas de regadío se buscará garantizar “usos prioritarios” al menos hasta final de año.

Por otra parte, ha advertido a los ayuntamientos de que se abrirá “un expediente sancionador” a aquel que no cumpla con la aplicación de estas medidas “excepcionales”.

La CH Miño-Sil ha llamado a la población a hacer un “uso responsable” del agua

Asimismo, ha avanzado que se convocará para “el día 19” de este mes a la junta de gobierno para dar cuenta de esta decisión y estudiar “si hay que tomar alguna medida extraordinaria”.

“Yo pediría a los ciudadanos que sean conscientes de que estamos en Galicia ante lo nunca visto, esta situación de sequía, en un periodo tan largo no creo que se recuerde”, ha apostillado Marín, quien ha llamado a la población a hacer un “uso responsable” del agua.

En este sentido, ha pedido que “no malgastemos los recursos” y realizar “pequeños gestos de ahorro” como abrir menos el grifo o no llenar una bañera junto con otras medidas entre las que ha avanzado la puesta en marcha de programas dirigidos a los más pequeños para “intentar concienciarlos desde pequeños a que hagan un uso responsable del agua”.

Además de esta decisión, esta misma mañana, la Oficina Técnica de la Sequía (OTS) ha propuesto decretar la situación de alerta en seis de los diecinueve sistemas de la zona Galicia- Costa, según explicó el director de Augas de Galicia, Roberto Rodríguez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here