La cooperativa Las Virtudes dedica a Miguel de Cervantes su nuevo aceite elaborado con la variedad lechín

0
351

A lo largo del pasado fin de semana tuvo lugar la XXIII Feria de Muestras de la Puebla de Cazalla, un evento tradicional de la localidad sevillana, este año dedicado al escritor Miguel de Cervantes, en conmemoración del cuarto centenario de su muerte. En el marco de esta feria, la cooperativa Las Virtudes ha presentado su nuevo aceite, elaborado a partir del fruto de árboles de la variedad lechín, originaria de los primeros olivos cultivados en la península ibérica.

Hecha cuenta del paso de Cervantes por la localidad en el año 1593 como recaudador de impuestos, cooperativa Las Virtudes ha querido honrar al escritor creando un aceite especial para la ocasión, elaborado con sumo cuidado en todas las etapas del proceso productivo: maduración, recolección, transporte, tiempo de batido, etc. Se trata de ‘Soberbio Lechín Centenario’, zumo de las aceitunas de la variedad que le da nombre, cuya superficie en Andalucía se limita a unas 125.000 hectáreas, repartidas en las provincias de Cádiz, Córdoba, Granada y Sevilla.

En el contexto de la XXIII Feria de Muestras, la cooperativa organizó el viernes un acto de presentación en el Museo de Arte Contemporáneo del pueblo, que contó con la participación de unas 150 personas, donde ha dado a conocer por primera vez esta versión centenaria de su oro líquido, así como un estuche muy especial, que emula un libro y está inspirado en la época en la que Miguel de Cervantes recorrió las calles de La Puebla de Cazalla.

COOPERATIVAS LAS VIRTUDES ACEITE MIGUEL DE CERVANTES 2Durante el acto, se realizó una cata de ‘Soberbio Lechín Centenario’ con identidad cervantina, coordinada por el jefe del panel de cata del Instituto de la Grasa y responsable técnico de la almazara experimental del mismo organismo, Fernando Martínez Román. Así, los presentes tuvieron la oportunidad de ser los primeros en probar un aceite descrito por el maestro de almazara de Las Virtudes, José Antonio Cabello, como un frutado verde hierba de intensidad media, con notas de frutas y hortalizas verdes, matices de vainilla y fondo de frutos secos, con un gusto picante a la entrada, persistente y en progresión.

Finalmente, a lo largo de la jornada del sábado, tras la inauguración de un busto de Cervantes en la Plaza Vieja, núcleo principal del pueblo cuando el escritor se dedicaba a la recaudación de impuestos en la provincia, la cooperativa organizó una segunda cata de aceite dirigida a los visitantes de la feria. De este modo, más de 200 vecinos y visitantes pudieron probar el sabor centenario del aceite lechín, cuya comercialización ya está en marcha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here