La Cooperativa San Vicente de Mogón ya ha comenzado a producir su aceite Puerta de las Villas Cosecha Temprana. Se están aprovechando las mejores parcelas, aquellas que han contado con un riego suficiente y en las que los olivos no han sufrido estrés hídrico, para obtener unos 70.000 kilos de la máxima calidad. Un aceite que, este año, continuará la senda de reconocimientos nacionales e internacionales registrada la pasada campaña, cuando se consolidó entre los mejores aceites del mundo y quedó registrado en las guías más prestigiosas, tanto a nivel nacional como internacional, como Iberoleum, Flos Olei y Evooleum.

Las previsiones de la SCA San Vicente en cuanto a su aceite envasado bajo la marca Puerta de las Villas son similares a las del pasado año. En este sentido, el presidente de la cooperativa, José Gilabert, explica que se producirán 70.000 kilos de Cosecha Temprana y en torno a los 300.000 kilos de Virgen Extra de gran calidad. En cuanto al Ecológico, que ya el pasado año se comenzó a elaborar, en esta campaña se envasarán unos 14.000 kilos.

Para el próximo año estarán certificadas en su totalidad las 300 hectáreas en ecológico que actualmente se encuentran en conversión

Sí es cierto que la cooperativa estima que, debido a la falta de lluvias, habrá un descenso importante en la producción global con respecto a los 3,3 millones de kilos obtenidos el pasado año, de los cuales se obtuvo un 90% de virgen extra, un hito que situó a San Vicente entre las cooperativas punteras en producción de aceites de calidad. Producción que, además, se vendió por encima de los precios medios registrados en el Pool Red, alcanzándose una facturación de más de 13 millones de euros.

La apuesta por conseguir aceites de oliva virgen extra tempranos de excelente calidad sigue teniendo sus recompensas gracias a la dedicación de los 1.000 socios de la cooperativa, que se encuentran en Producción Integrada aplicando unos métodos respetuosos con el medio ambiente. Además, para el próximo año estarán certificadas en su totalidad las 300 hectáreas en ecológico que actualmente se encuentran en conversión. Un trabajo que en 2017 ha sido reconocido con la medalla de oro en el Oliva Japan; en la Escuela Superior del Aceite de Oliva, en categoría cooperativas; en los Premios Mezquita; en el Premio Gran Prestigio Oro concedido por Olivinus, y en su aparición en las guías más prestigiosas, como Iberoleum, Evooleum y Flos Olei, lo que lo sitúa entre los mejores aceites del mundo.

Para la SCA San Vicente, lo importante no es solo lo que se produce, sino cómo se produce. Por eso, José Gilabert apunta a la implicación de los socios en elaborar un producto de la máxima calidad como la base sobre la que se sustenta la aceptación de los consumidores, ya que la comercialización de Puerta de Las Villas va abriendo cada año más mercados y obteniendo más reconocimientos y premios. En esa apuesta por la calidad se engloba tanto el cuidado medioambiental en el campo como el productivo en fábrica. Una mentalidad que no solo pretende producir un aceite temprano de la máxima excelencia, sino que dicha elaboración se hace mediante sistemas de certificación de calidad en el campo y en la almazara. Con unos agricultores entregados al respeto al medio ambiente, que poseen unos olivares sostenibles bajo un sistema de producción integrada o ecológico que han hecho alcanzar la cifra récord en bodega de un 90% de aceite virgen extra.

La Cooperativa San Vicente de Mogón ha visto cómo en estos últimos seis años, cuando cambió la estrategia y comenzó a producir y envasar aceites de cosecha temprana de máxima excelencia, los reconocimientos por la calidad de su producto han ido aumentado hasta consolidar su nombre entre los mejores aceites virgen extra del mundo. Una apuesta que significa no solo premios y galardones, sino fundamentalmente aumentar sus ventas en mercados nacionales e internacionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here