La cosecha cerealística de Navarra entra en la fase final

0
15

GOBIERNO DE NAVARRA.-El periodo comprendido entre los días 8 y 15 de julio se caracterizó por el predominio de días soleados con temperaturas propias de la época, y solo en las jornadas finales, el cierzo y la presencia de nubes dieron lugar a un descenso de las temperaturas y algunas precipitaciones, más significativas en la zona norte.

Las tormentas generalizadas en la tarde del día 12, con precipitaciones acumuladas por debajo de los 10 litros por metro cuadrado en las zonas cerealistas, provocaron la parada momentánea de la campaña de recolección de cereales y cultivos alternativos, que entra en su fase final y, si el tiempo acompaña, finalizará esta semana.

La cosecha de cebada, excepto en alguna parcelas de las comarcas más septentrionales, se puede dar por finalizada. Los pesos específicos han sido en general buenos pero los rendimientos se han situado por debajo de la media de estos últimos años, con valores medios en torno a los 1.500-2.500 kilogramos por hectárea en La Ribera, 2.500-3.500 en Navarra Media y sur de Tierra Estella, y 4.000-5.000 en la Cuenca de Pamplona y Pirineos.

En el trigo, la campaña está aún por finalizar y los resultados se sitúan entre los 4.250-5.250 kilogramos por hectárea en la Cuenca de Pamplona y Pirineos, entre los 3.500-4.500 en zonas frescas de Navarra Media y Tierra Estella, y sobre los 1.200-2.200 kilogramos por hectárea en La Ribera.

Las colzas no van a repetir los magníficos resultados de la campaña pasada, pero sí están dando resultados acordes con la media de las últimas campañas, de manera que en la Zona Media los rendimientos se sitúan en torno a los 2.250-2.500 kilogramos por hectárea.

Cultivos forrajeros. Las precipitaciones en la zona de los Valles, Sakana, Baztan y Erro superararon los 15 litros por metro cuadrado. Esta inyección de humedad fue recibida con agrado por los cultivos de maíz forrajero, que, en pleno desarrollo vegetativo, acusaba la falta de humedad de suelo.

Cultivos de regadío. En los cultivos de regadío, la presencia del fruto se deja notar en las fincas de tomate para conserva. En el pimiento, el crecimiento del fruto alterna con la aparición de floraciones y cuajados en las plantaciones más tardías.

Siembras y plantaciones. La campaña de siembra del maíz se da por finalizada. En la Comarca VI, y sobre todo en la zona de Azagra, estos días se intensifican las labores de preparación e implantación de las típicas hortalizas de invierno, como el cardo, la acelga y borraja. Parece ser que las industrias agroalimentarias han incrementado la demanda de producto, sobre todo de cardo y acelga, por lo que la superficie a cultivar se recuperará del bajón de la campaña pasada. Se continúa con la siembra de alubia verde para la industria, tanto en las variedades planas como redondas y esta semana se ha comenzado a plantar las primeras fincas de bróculi y coliflor en la zona de Funes y Azagra.

Recolecciones. El calabacín de las primeras floraciones está en plena campaña de recolección con buenos rendimientos. Se están realizando las primeras pasadas en la recolección de guindillas para encurtidos en la zona de Figarol y Murillo el Fruto. En las fincas de pera alternan los últimos pases de aclareo de fruto en variedades tardías, como la Conferencia, con la recolección de variedades más tempranas como la Ercolini. En el melocotón también se ha iniciado la campaña de recolección con las variedades más tempranas como la Catherine.