La cosecha de cereal en la provincia de Málaga se cierra con un descenso del 35% por la sequía

0
4

     Así se da el caso de que en la comarca del Guadalhorce y hasta el Municipio de Ardales la cosecha ha sido prácticamente nula, en la zona Noroeste (Campillos, Teba, Almargen) ha sido un 30% menor a la del año pasado, en el resto de la Zona Norte en secano la cosecha ha sido un 40% menor que la del año pasado, estando el riego en los valores normales aunque con mayor coste de cultivo. 
 
     En la Zona de Ronda la cosecha ha estado en la media de un año normal incluso hay zonas en las que ha estado por encima de la media, en conjunto podemos hablar de una pérdida de producción a nivel provincial de un 35% respecto del año pasado.

     En cuanto a la calidad de los cereales ha sido baja pero sobre todo y por los motivos antes expuestos falla el peso específico (baja densidad del grano), las proteínas que contiene el cereal son altas por lo que tienen buena aptitud para piensos pero como hemos dicho antes no es un grano de calidad.

Sólo ha subido el precio del trigo duro, pero con descenso en le resto de cultivos

     En cuanto a los precios de los principales cereales tenemos que el único que ha experimentado una gran subida ha sido el Trigo Duro que se usa para obtener sémola para destinarla a las pastas, el cual se encuentra a un nivel de 300 €/tonelada, 50 € más que el año pasado por esta fecha, por el contrario en el resto de cereales hay un descenso medio de 18 € la tonelada respecto  al año pasado.

     Por estas fechas se están iniciando las siegas de los garbanzos, cultivo en el cual casi todos los agricultores realizan un contrato de cosecha previo a la siembra y a precio fijo y el girasol del cual aún no había cotización pero que ha roto a un nivel que consideramos bajo, el Girasol normal está cotizado a 305€/tonelada mientras que el del alto Oleico ronda los 465 €/tonelada (datos de la Lonja de cereales de la cámara de comercio de Córdoba de la sesión del 31/07/2014).

     ASAJA insiste como siempre y dada las numerosas incidencias climatológicas que es importante la suscripción de seguros agrarios que puedan paliar situaciones como la sequía padecida en este año agrícola y que de continuar puede incrementar caídas de producción en cultivos pendientes de recoger como es el olivar donde la primera cosecha de aceituna de mesa comienza a mediados de septiembre.