La cosecha de frutos secos en CLM será cuatro veces superior a la del año anterior

0
7

     Para el pistacho, fruto seco en expansión en la región, todavía es prematuro dar una estimación, pero sí se puede hablar de la evolución de la superficie de este cultivo, ya que tal y como manifiesta el técnico sectorial de Cooperativas Agro-alimentarias, Jesús Ángel Peñaranda, “en Castilla-La Mancha hay unas 4.700 hectáreas de este fruto y cada año se realizan unas 200 o 300 hectáreas de nuevas plantaciones. De estas 4.700 hectáreas, unas 3.550 están injertadas y, de éstas, se considera que unas 1.400 son las que se encuentran en plena producción”. Hay que tener en cuenta que el cultivo del pistacho tarda aproximadamente 7 años en dar sus primeros rendimientos.

Almendra en Castilla-La Mancha

     Respecto a la almendra, la cosecha será muy superior a la de la campaña pasada, sin embargo Peñaranda matiza que “debemos recordar que la cosecha de la pasada campaña fue la más baja de los últimos seis años”.

    Este aumento se debe a la ausencia de heladas significativas y a las buenas condiciones meteorológicas existentes en el periodo de floración-cuajado. Además se da la circunstancia de que Albacete y el sureste de Cuenca están teniendo una primavera muy seca, “de seguir así puede provocar una disminución del rendimiento y de la estimación actual”.

     En cuanto a las plagas y enfermedades, no se han detectado incidencias en nuestra región, a excepción de los ataques de gusano cabezudo registrados en la provincia de Toledo y en la Comarca de Campos de Hellín; estos ataques se registran con más frecuencia en zonas con elevada superficie de almendro en producción ecológica, dada la inexistencia de tratamientos efectivos para este sistema de producción.

Datos nacionales

    En cuanto a los datos generales de toda España, se estima que en nuestro país se producirán un total de 52.972 toneladas de almendra en grano, lo que supone un 88,58% más que en la campaña pasada.

     En general hay buenas perspectivas debido a la ausencia de heladas significativas y a las buenas condiciones meteorológicas durante el periodo de floración y cuajado.

      No obstante y dado que hasta el momento, la lluvia caída ha sido insuficiente y si en las próximas semanas no cambia esta tendencia, especialmente en Murcia y Valencia donde ya se prevé un caída del 59,60% y 19,85% respecto a la media de los últimos cinco años, la Mesa Nacional no descarta tener que realizar más adelante una nueva previsión a la baja de los datos apuntados.