La cosecha realizada por los cuatro llagares adscritos a la marca de calidad Sidra de Manzana Seleccionada han constatado este año una menor producción en las pomaradas respecto a 2015, pero con una mejor en la calidad que genera expectativas “elevadas” sobre la bebida a obtener.

La temporada de recogida del fruto se abrió a principios de octubre y, según el presidente de la sidra de Manzana Seleccionada y gerente de Sidra Muñiz, José Manuel Riestra, dada la calidad de la manzana los mostos que ya están fermentando cuentan con mucha fuerza y son muy equilibrados.

Ahora, según Muñiz, hay que trabajar los mostos durante la fase de fermentación dado que contar con una buena base es importante, “pero de nada valdrá si surgen problemas en la fermentación” con lo que la actual es una fase clave para el desarrollo de la nueva sidra.

La cosecha 2016 viene marcada por la maduración tardía del fruto debido a las circunstancias meteorológicas

Frente a la cosecha 2015, una de las más abundantes de las últimas décadas en Asturias, la de 2016 se caracterizó por una cantidad “justa” de manzana al tratarse de un año par lo que genera el fenómeno de la vecería -alternancia bianual en la producción- que sigue afectando a los niveles de producción de las pomaradas.

MANZANA SELECIONADA 2No obstante, según los promotores de esta marca de calidad, sus efectos son cada vez menores en los llagares de Manzana Seleccionada que apuestan por incorporar en sus propias plantaciones métodos de control y estabilización de la cosecha.

Otro de los rasgos que definen a la cosecha 2016 es la maduración tardía del fruto debido a las circunstancias meteorológicas lo que conllevó un cuajado y una maduración más tardía y provocó que el inicio de la mayanza -el prensado de la manzana para obtener el mosto- se retrasase aunque, según los productores, esta circunstancia no afecta al resultado final.

Los mostos obtenidos en dicha fase reposan ya en los toneles de los cuatro llagares en proceso de fermentación, que se prolongará hasta los primeros meses de 2017, y los productores prevén que a mediados de marzo o primeros de abril la “sidra sobre la madre” está ya lista para presentarse a la primera Mesa de Cata de Manzana Seleccionada y salir al mercado con su contra-etiqueta.

La sidra de Manzana Seleccionada es un producto avalado por la entidad Bureau Veritas Certification que realiza diversas auditorías durante todo el proceso de elaboración para certificar que se cumplen todos los requisitos del Reglamento de Uso de la Sidra Natural de Calidad entre los que figura que su elaboración se haga sólo con variedades tradicionales de manzana cosechada en Asturias.

El último control de calidad corresponde a un jurado compuesto por catadores de sidra que analizan los lotes presentados a calificación en cada una de las Mesas de Cata y sólo aquella que obtiene el Notable como nota media sale al mercado con la contra-etiqueta que distingue a la sidra de Manzana Seleccionada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here