La crecida del Arga ha pasado por Navarra sin provocar grandes incidencias

0
8

   A partir de la localidad de Funes, han explicado las fuentes, las consecuencias de la riada serán menores, ya que los caudales del río Aragón y del Ebro son menores de los previstos y podrán acoger la crecida del Arga sin consecuencias importantes.

    La punta de la riada ya ha alcanzado la localidad Funes, tras transcurrir por otras localidades sin ocasionar daños como los producidos en Pamplona y su entorno, que llevaron a Protección Civil a activar la alerta por inundaciones aguas abajo de la capital navarra.

    En las próximas horas, ha informado el Gobierno foral, se podría retirar la alarma por inundaciones "al haber desaparecido las adversas circunstancias meteorológicas que la justificaron", según ha destacado en un comunicado.

    Al respecto, ha señalado que no se esperan inundaciones extraordinarias en Castejón o Tudela porque el caudal del Ebro no se ha visto incrementado de forma apreciable en la cabecera o por las aportaciones procedentes de La Rioja y la cabecera del río. El nivel del Ebro no alcanzará la magnitud de la avenida registrada el pasado mes de enero.

Los pantanos siguen desembalsando agua


    Por otra parte, los pantanos navarros de Eugui, en el Arga, Itoiz (Irati) y Yesa, en la cuenca del Aragón, siguen desembalsando agua por lo que durante los próximos días los caudales de estos ríos se mantendrán altos.

    El Gobierno foral mantiene la recomendación a los conductores para que circulen con precaución por la posible presencia de balsas de agua y barro en la red vial, en la que se han producido numerosas incidencias, aunque sin accidentes con consecuencias personales.

    A causa de inundaciones o desprendimientos, están cortadas al tráfico de vehículos nueve tramos de las carreteras navarras, la más importante la N-121-A (Pamplona-Behobia), en el kilómetro 28, cerca de los túneles de Belate.

    En el entorno de la capital navarra, está cortada al tráfico la ronda de Pamplona, en el kilómetro 11, por desprendimientos, y la NA-30, por la que se accede al polígono industrial de Landaben, por inundaciones.

    En la red secundaria está prohibido el tránsito de vehículos en la NA-6120 (Lerín-Berbinzana), en el kilómetro 7; la NA-6140, entre Tafalla y Mairanda de Arga, en el kilómetro 13, y la NA-1300, entre Irurtzun y el límite con la provincia de Guipúzcoa, a partir del kilómetro dos.

    También están cortadas la NA-2306, acceso a la localidad de Burlada; la NA-2410, en la Barranca, a partir del kilómetro 13; la NA-6100, entres Carrascal y Marcilla, kilómetro 27, y la NA-6631, en Funes, en el kilómetro uno.