La cresta de la crecida del Ebro del llegará a partir de hoy a pueblos de la ribera

0
6

  Según han informado a Efe fuentes de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), estos caudales altos pueden tener niveles de crecida extraordinarios con puntas que se producirán "entre 24 y 30 horas después" en cada una de las poblaciones.

   Aunque la crecida, según la CHE, será inferior a la de abril de 2007, cuando se alcanzó un caudal de 2.282 metros cúbicos por segundo en Zaragoza, puede tener afecciones similares.

   Las previsiones de lluvias para el día de hoy y los dos siguientes es que sean débiles y afecten hoy al Pirineo, mañana a la zona del río Arga en Navarra y el miércoles a la cabecera del río Ebro por lo que no se esperan nuevos repuntes y se prevé que el caudal en los ríos vaya descendiendo lentamente al no recibir nuevos aportes.

   Por el momento, el caudal supera los 2.000 metros cúbicos por segundo y los 7 metros de altura a su paso por Novillas y, según su alcalde, José Ayesa, se prevé que llegue la cresta sobre las 20.00 horas de hoy.

   "En pueblos ubicados más arriba el agua se ha llevado las defensas y el río ha crecido más", ha indicado a Efe, y ha agregado que se los bomberos están achicando agua desde esta noche de calles y casas.

   "Estamos acostumbrados a ver estas crecidas", ha dicho, si bien ha puntualizado que "no nos acostumbramos a ello" y ha urgido a las administraciones a realizar la limpieza del cauce de río porque "no se toman medidas y cada vez hay más pérdidas".

   Hasta el momento son 1.400 las hectáreas de cultivo inundadas por esta última crecida y espera que el Ebro crezca en Novillas "diez centímetros más" en la cresta que se espera para esta tarde.

   También en Pradilla de Ebro los vecinos están pendientes del río y están "preparados" para la cresta de la crecida que también esperan para ultimas horas de hoy.

   Esta mañana el río tenía una altura de 6,90 metros a su paso por esta localidad, según el alcalde, Luis Eduardo Moncín.

   En Zaragoza el Ebro alcanza en la actualidad una altura de 4,37 metros y un caudal de 1.547 metros por segundo con tendencia a subir, según el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la confederación.

   A lo largo de la noche los bomberos de la capital aragonesa han estado inspeccionando las orillas del Ebro y están pendientes de realizar una última inspección para que los vecinos desalojados ayer en la urbanización de Peñaflor pudieran volver a sus casas.