La crisis provoca el retorno de muchos jóvenes al campo en Castilla y León

0
13

   En su opinión, este recorte frena las inversiones en las explotaciones agrarias, por lo que limita la modernización de maquinaria o la mejora de naves agrícolas.

    Ha criticado también la supresión de la partida de dieciséis millones de euros que el Gobierno autonómico destinó en 2011 a ayudas para la contratación de seguros agrarios.

    Dujo ha afirmado que la consecuencia es que, mientras la contratación de seguros ha bajado en España un diez por ciento de media, en Castilla y León se ha producido una caída superior al veinte por ciento.

    Por otra parte, ha advertido que el cultivo de remolacha azucarera puede desaparecer de esta comunidad aunque "como parece que va a ocurrir" se prorroguen las cuotas hasta 2020.

    En su opinión, mantener las cuotas no servirá de nada si no se aumenta el precio que perciben los agricultores. En este sentido, ha pedido a las industrias azucareras que hagan un esfuerzo, tengan en cuenta que el azúcar casi ha triplicado su precio en los últimos años y garanticen que los cultivadores perciban un mínimo de 45 euros por tonelada, entre las ayudas y el precio de la remolacha.

    Dujo ha recordado que la Junta de Castilla y León ha eliminado las ayudas que completaban el precio de este cultivo y ha augurado que los agricultores abandonarán el cultivo de la remolacha, dado que ganan más dinero y requiere menos trabajo con el cultivo de maíz, cereales o girasol.

    Para el representante de Asaja sería "una pena" que se dejara de producir remolacha en la zona de Europa donde es mayor el rendimiento por hectárea y las calidades son superiores.