La cumbre europea sobre presupuesto 2014-2020 acaba sin un acuerdo

0
8

Con un escueto "terminó", una fuente diplomática confirmó a Efe el fin de una cumbre extraordinaria en la que Van Rompuy presentó dos proyectos de presupuesto plurianual que no convencieron, ni con las mejoras incluidas para agricultura y cohesión, a ninguno de los socios de la Unión.

   Se cerró así una reunión cuyo fracaso ya fue anticipado por algunos de los líderes al comenzar las negociaciones al señalar que "no es un drama" acabar sin acuerdo.

   "Hay suficiente nivel de convergencia potencial como para que el acuerdo sea posible en enero", afirmó Van Rompuy durante la conferencia de prensa final, en la que también pidió a los países que "sean capaces de tender puentes".

   Sobre la mesa ha quedado su último borrador sobre un presupuesto cifrado en torno a 973.000 millones de euros, que suponen un recorte de 80.000 millones de euros respecto a la propuesta inicial de la Comisión Europea (CE).

   Pese a que el político belga tuvo que reelaborar la propuesta y hacer una nueva redistribución de los recortes para hacerlos menos penosos en agricultura y cohesión, los resultados no convencieron ni a los que se oponían a tocar esos capítulos (Francia, Italia o España) ni a los que consideraban que las reducciones eran escasas (Alemania, Reino Unido, Holanda, Suecia, Austria o Finlandia).

   Los países no lograron ponerse de acuerdo ni sobre el montante de los recortes ni en la manera en que esas reducciones presupuestarias afectarían a los gastos de la Unión en los próximos siete años.

 

Rajoy cree que España sale favorecida

 

 

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy,aseguró ayer que el Consejo Europeo celebrado en Bruselas ha avanzado en la consecución de un acuerdo sobre el próximo presupuesto comunitario y España sale con una mejor posición que con la que llegó.
   Rajoy compareció en rueda de prensa al término de la cumbre en la que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE no han logrado un acuerdo sobre ese presupuesto comunitario para el periodo 2014-2020.
   El jefe del Ejecutivo ha restado trascendencia al hecho de que no haya sido posible y ha asegurado que se va "razonablemente satisfecho" por los avances para España y porque ha comprobado que hay un "espíritu constructivo" para seguir negociando.