La D.O.P. Queso San Simón recogió el XV Premio Aresa de Desarrollo Rural

0
13

       Precisamente Rubiralta, que es director del Campus de la Alimentación de Torribera, de la Universidad de Barcelona, fue el encargado de la lectura de la lección magistral ‘Desarrollo territorial y cohesión social a través del conocimiento agroalimentario y gastronómico?’, con la que se inició el acto.

    Este experto en alimentación hizo referencia a la creación reciente del Campus Terra haciendo una comparación entre la Universidad de Barcelona, a la que pertenece, y la de Santiago, mediante la comparación entre estas dos regiones europeas con sus modelos de dieta característicos, la Dieta Mediterránea y la Dieta Atlántica;  dos universidades innovadoras, la UB y la USC, con dos proyectos de campus de especialización agroalimentaria TERRA y TORRIBERA, con dos comunidades agroalimentarias comprometidas”.

    La entrega del galardón a la Denominación de Origen Protegida estuvo a cargo del rector y del presidente de Aresa. Este último destacó del gañador “su contribución a la mejora de la economía rural, transformando un producto del sector primario, como es la leche, y dándole un valor añadido a través de su elaboración y posterior comercialización”.

     Explicó que uno de los puntos que ayudó al jurado a optar por este candidato fue el hecho de que “once fábricas de queso situadas en un ámbito geográfico limitado se hayan puesto de acuerdo para la explotación conjunta de un producto que han conseguido prestigiar tanto, contradiciendo la opinión extendida de que los gallegos somos incapaces de asociarnos”.

Once queserías que logran una producción anual de 400.000 kilos

    La Denominación de Origen Protegida Queso San Simón agrupa a 11 queserías con una producción media anual de 400.000 kg, lo que reduce los problemas asociados a la comercialización de leche líquida al tiempo que genera un considerable valor añadido.

     La zona de producción de la leche apta para la elaboración de estos quesos está constituida por el área geográfica de Terra Chá, que engloba a los ayuntamientos de Vilalba, Muras, Xermade, Abadín, Guitiriz, Begonte, Castro de Rei, Cospeito y A Pastoriza. Se trata de una zona con una larga tradición en la fabricación de quesos, donde el sector lácteo supone una parte muy importante en la economía de la zona. Un sector lácteo compuesto fundamentalmente por ganado vacuno de las razas Rubia Gallega, Pardo-Alpina, Frisona y de los diversos cruces de estas.

    Esta D.O.P. contó con el reconocimiento nacional e internacional de la calidad de su producto, recibiendo numerosos premios. Recientemente fue reconocida con una medalla de plata y dos de bronce en los premios World Cheese Awards. La labor desarrollada coincide plenamente con el objetivo del premio ya que contribuyó de forma decisiva al avance de la economía rural de A Terra Chá de la provincia de Lugo.

     Por su parte, el rector de la USC, que cerró el acto, explicó que “hablar de desarrollo rural es hablare de futuro”. Así, después de destacar el compromiso de la institución académica con la sociedad, Juan Viaño se refirió al proyecto de Campus Terra como una estrategia a través de la que la USC pretende crear en Lugo el clima necesario para que todos los profesionales que deseen trabajar sobre cualquier aspecto ligado al ámbito agroalimentario tengan las herramientas, los compañeros y las posibilidades necesarias para lograr importantes avances en el día a día. Este proyecto de especialización del campus de Lugo pretende crear un nuevo un nuevo modelo de formación integral donde la investigación y la docencia vayan de la mano, dijo.

Otras candidaturas

     En esta XV edición se preseleccionaron nueve candidaturas, entre las que se encontraban tres empresas, tres trabajos de investigación, dos asociaciones y una cooperativa. Dos de ellas prefirieron mantenerse en el anonimato.

     Casa Grande de Xanceda fue una de las finalistas, que disputó el primer premio incluso el último momento. Creada en 2002, se trata de una granja familiar de vacas que producen leche ecológica. Tiene una fábrica de yogures, quesos y otros productos lácteos ecológicos que comercializan bajo su propia marca. Cuenta con 380 vacas y 200 hectáreas de pastos en Mesía, en la provincia de la Coruña. Actualmente, cuenta con 30 trabajadores y produce 2,5 millones de yogures al año. La visitan 15.000 personas al año y es muy activa en las redes sociales.

     Entre los candidatos presentados figura también la empresa Pablo Núñez Torrijo, que se dedica a la producción y comercialización de productos agrícolas siguiendo los métodos tradicionales y ecológicos en Pedrafita del Cebreiro.

    Vicogalo es una sociedad cooperativa productora de Galo Celta. Nació en 2011 con el objetivo de asociar a los productores inscritos en el registro gallego de explotaciones de avicultura artesanal para garantizar una producción de Galo Celta para ser competitivos en el mercado.

    Afammer Galicia (Asociación de familias y Mujeres de en medio Rural de Galicia) es otra de las finalistas. Esta asociación fue creada en el 2001 y está presente en las cuatro provincias gallegas. Su objetivo es promover el avance y defensa de la vida económica, social y cultural de las mujeres rurales con actividades.

    También se presentaron tres proyectos de investigación: Un estudio de viabilidad de la producción de semilla pratense por parte de Delagro Sociedad Cooperativa, a cargo de Adrián Varela Pérez; el de Ramón Fuentes Colmeiro, que proponen un modelo de explotación agrícola sostenible, y el de Iolanda Otero Barroso, que investiga un sistema de control de los cultivos durante todas sus fases de desarrollo.